Por Cristofer García
8 enero, 2021

“A pesar del caos que hubo este año, pudimos disfrutar y aprender a estar juntos en familia (…) Tuvimos la oportunidad de disfrutarlos mucho”, dijo su hija.

Aunque ya se ha avanzado en la creación de vacunas contra el COVID-19 y muchos países han empezado el proceso de inmunizar a su población, la pandemia sigue sumando víctimas fatales cada día. Esta emergencia sanitaria ha separado a millones de familias.

Así fue el caso del doctor Aristides Camargo, de 79 años, quien murió junto a su esposa, la exprofesora María Inés Santos Camargo, de 67 años, luego de contraer coronavirus. Fallecieron la primera de semana de 2021, luego de una fuerte lucha contra la enfermedad.

Unsplash (foto referencial)

Esta pareja originaria de Sorocaba, Brasil, murió solo con solo tres días de diferencia entre cada uno, reseñó Globo G1. Sus primeros síntomas se presentaron en vísperas de Navidad y luego de confirmar el diagnóstico, su salud solo empeoró.

Lamentablemente, Arístides murió el pasado 1 de enero y María Inés el 4 de enero. Tenían 50 años de matrimonio, durante el cual criaron a sus tres hijos, Ana Laura, Mauricio y Liliane, además de 5 nietos.

Familia Camargo Santos

Debido a esta sensible pérdida, las amistades de la pareja decidieron hacer un homenaje y así rendir tributo a su memoria. A pesar de los momentos tan difíciles que vivieron en medio de esta pandemia, esta situación los unió. “(Fue) el momento de sus vidas“, expresó su hija.

Unsplash (foto referencial)

Sobre su padre médico, Ana Laura comentó que “en su juventud fue camionero, mantuvo la casa de sus padres, pagó los estudios de los dos hermanos menores y pasó la universidad estudiando en el camión. Hoy era un motociclista, siempre dispuesto a darlo todo por la familia”.

Familia Camargo Santos

Mientras, su madre, una profesora de artes, ciencias y matemáticas, a quien recordará con mucho cariño. “A pesar del caos que hubo este año, pudimos disfrutar y aprender a estar juntos en familia, apreciar las pequeñas cosas, aprender a hablar, a jugar. Y tuvimos la oportunidad de disfrutarlos mucho“, manifestó.

Unsplash (foto referencial)

La pareja fue enterrada en Sorocaba, sin un velorio como merecían, debido a la pandemia.

Puede interesarte