Por Alejandro Basulto
30 junio, 2020

Este pequeño se colocaba en las calles de la Ciudad de México a vender sus pertenencias favoritas con tal de tener para palear el hambre en tiempos de COVID-19. En una ocasión, dijo que su sueño era ser militar.

En todo el mundo se está viviendo la crisis sanitaria, social y económica que está provocando la pandemia del COVID-19. Y México no es un país que se esté quedando atrás, debido a que a la fecha, acumula más de 220 mil casos de personas contagiadas y más de 27 mil víctimas fatales a raíz de esta enfermedad de gravedad y alcance mundial. Realidad que ha conllevado que muchas personas se encuentren en condiciones verdaderamente complejas, con cesantía, pocos recursos y hambre. Como la que vive el pequeño Luis Ángel, de 11 años.

@Rammoncho / Twitter

Un niño que se sentaba entre las calles de Ciudad de México a vender juguetes, sus pertenencias favoritas, con tal de tener dinero para comprar comida. Su caso prontamente dio vuelta al país, llegando a emitirse un reportaje que fue realizado por Grupo Imagen, en el que este pequeño valiente contó que su sueño era ser parte del ejército de la nación, y fue así, tras esto, que sin esperárselo, no mucho después, terminó recibiendo una sorpresa por parte de quienes más admiraba.

Secretaría de la Defensa Nacional / Facebook

Fue de esa manera, como una unidad del ejército nacional de México, encabezada por la famosa soldada Alexa Bueno (una youtuber) y el Sargento Bravo (el corpóreo oficial de la Sedena), visitaron a este niño, realizando un sigilosa y preparada misión para darle una de las mejores sorpresas que este pequeño de 11 años podía recibir. Dieron con él cuando se encontraba en su punto donde intercambia sus juguetes por comida, y la felicidad en la cara de este niño, no podía notarse más.

Secretaría de la Defensa Nacional / Facebook

Finalmente la “Misión: sacarle una sonrisa a un niño especial”, fue un total éxito. Y tras una breve conversación entre la soldada youtuber y Luis Ángel, vinieron los regalos. Lo soldados le entregaron a este pequeño un kit conformado por diversos artículos del Ejército y la Fuerza Área, encontrándose ahí una película, una taza, una lámpara, una playera y más cosas. Además de que también le dieron a Luis Ángel una despensa llena de productos de la canasta básica para él y su mamá, Susana.

Secretaría de la Defensa Nacional / Facebook

Por último, antes de irse, le hicieron la entrega de una boina, como la que utilizan en la Brigada de Fusileros Paracaidistas, y un chaleco confeccionado especialmente para él. Para terminar la jornada trasladando a este pequeño de 11 años y a su mamá a su casa a bordo de un vehículo oficial del Ejército.

A continuación el video este emocionante momento:

Que felicidad la del pequeño. Llega a ser contagiosa.

Puede interesarte