Por Alejandro Basulto
26 noviembre, 2020

La intervención quirúrgica tiene un costo de más de 100 mil dólares, ante el cual originalmente su madre había organizado una campaña de recaudación de fondos, para que solo 24 horas después apareciera este donante secreto. Un ángel caído del cielo que cambió la vida de Emily.

La pequeña Emily Anderson, de 4 años, tiene parálisis cerebral, y la cita para la operación que le podría ayudar a moverse, que se llama Rizotomía dorsal selectiva (SDR), es difícil de conseguir en el sistema público de salud británico. A raíz de esto, Paula Ratcliffe, de 34 años,  quien es su mamá y la de otros tres niños más, llevó a cabo una campaña de recaudación de fondos para financiar esta intervención quirúrgica en el sistema privado de Gran Bretaña. Ella y su marido, John Anderson, de 36 años, siempre han soñado con verla caminar sin depender de su silla de ruedas.

Paula Ratcliffe / Facebook

Eran 100.000 dólares lo que necesitaba recaudar Paula para costear la operación de Emily. Una cifra bastante alta, que hace una semana, cuando lanzó la campaña en línea, pensó que le tomaría mucho tiempo alcanzarla. Sin embargo, tan solo 24 horas después, un donante anónimo se ofreció a pagar la factura de todo, e incluso invitó a la familia a un viaje a Disneyland. Posiblemente un millonario, que ante el pedido de ayuda de una madre que ama a su hija, decidió poner de su parte para que ambas sean felices. Y todo de manera secreta, como es la solidaridad más pura.

Paula Ratcliffe / Facebook

“Es la primera vez en mi vida que me quedo sin palabras y estaba muy emocionada cuando el donante me llamó con la oferta (…)  Aproximadamente 24 horas después de haber realizado la recaudación de fondos, recibí una llamada telefónica para decirme que la oferta estaba ahí para que todo lo pagara un donante secreto, que quería permanecer en el anonimato (…) Fue todo de la nada y no me lo esperaba en absoluto (…) Quiere financiar su atención médica, tratamiento, cuidados posteriores y luego invitarla a un viaje a Disney, lo cual es simplemente increíble (…) No hay forma de que pueda mostrar lo agradecidos que estamos con esta persona y estoy tan agradecida de que crean tanto en mi hija como yo”

– contó Paula Ratcliffe, según consignó Daily Mail

Paula Ratcliffe / Facebook

Los padres de Emily se dieron cuenta que había algo extraño en su salud y en su desarrollo cuando era tan solo una bebé, y luego de ver que tenía espasmos preocupantes, decidieron que era momento llevarla al hospital. Ahí fue diagnosticada con parálisis cerebral, después de que con una resonancia magnética los médicos encontraran un importante daño en el lado izquierdo de su cerebro, causado por su nacimiento prematuro. En un principio, los expertos incluso creyeron que esta niña nunca aprendería a caminar o hablar.

“Mentalmente, Emily está absolutamente despierta y es inteligente, es solo su cuerpo lo que la decepciona (…) esta cirugía va a cambiar su vida y es algo enorme para ella (…) Quiere desesperadamente involucrarse con sus amigos en la escuela básica y tiene un grupo brillante de maestros y amigos que la ayudan”

– dijo Paula Ratcliffe

Paula Ratcliffe / Facebook

Fue en ese momento cuando Paula empezó a investigar y pudo descubrir que existía la cirugía rizotomía dorsal selectiva. Intervención quirúrgica que cortará los nervios y reducirá la espasticidad en sus piernas, que hoy debido a su parálisis, no funcionan con su cerebro. Actualmente ella no puede pararse recta o sentarse con las piernas extendidas, y esta operación permitirá que pueda estirarse. Operación que es más eficaz a su corte edad que años después, siendo por lo tanto, muy oportuna la aparición de este donador anónimo. Lo que ayudará a una niña, que contra todo pronóstico ya habla, a que también pueda caminar.

Puede interesarte