Por Constanza Suárez
14 mayo, 2020

Hombres armados de ISIS dispararon en la unidad de maternidad de Médicos sin Fronteras en Kabul, Afganistán. Esta mujer actuó en la tragedia.

Feroza Younis Omar alimentó a bebés que se quedaron sin madres después de un ataque armado contra la unidad de maternidad de Médicos sin Fronteras en la capital afgana, Kabul. 24 personas murieron en el ataque, incluidos dos recién nacidos, según el ministerio de salud.

Madre de un niño de 14 meses y trabajadora en el Ministerio de Economía del país, Feroza está ayudando a los recién nacidos en recuperación en el Hospital Ataturk en Kabul.

Newsflash

“Todos nosotros hemos sido dañados por criminales que están destruyendo a la humanidad en Afganistán. Soy uno de esos”, dijo Younis Omar según Daily Mail.

Tres hombres armados vestidos como policías irrumpieron en el hospital de maternidad en la capital afgana el martes por la mañana. Lanzaron granadas antes de abrir fuego.

Newsflash

Los pistoleros luego entraron en un tiroteo con las fuerzas de seguridad que terminó varias horas después cuando los tres fueron asesinados a tiros.

En una operación de limpieza prolongada, las fuerzas de seguridad afganas fuertemente armadas llevaron a los bebés desde el lugar, al menos uno envuelto en una manta empapada de sangre.

Anadolu Agency

Khadija, una de las pocas sobrevivientes del ataque, reveló que se había visto obligada a esperar para abrazar a su hijo recién nacido por primera vez cuando el grupo armado irrumpió en la unidad solo unas horas después de que ella dio a luz.

La sala de cuidados intensivos había estado llena de humo y balas, pero tanto ella como su hijo sobrevivieron, y Khadija misma tuvo que esconderse debajo de una mesa para evitar las balas.

AP

Hasta el momento, ningún grupo ha reclamado el ataque, pero el presidente Ashraf Ghani culpó tanto a los talibanes como al grupo del Estado Islámico, pero destacó a los primeros y ordenó a los militares que cambiaran las tácticas de “defensivas a ofensivas” al tratar con los insurgentes.

Los talibanes han respondido advirtiendo que están “completamente preparados” para contrarrestar las fuerzas afganas.

EPA

El miércoles, las familias de alrededor de 15 bebés, cuyas madres fueron asesinadas, esperaban noticias sobre lo que les sucederá a los niños, según The New York Times.

Puede interesarte