Por Felipe Costa
11 noviembre, 2020

Llevo a cabo una inmensa campaña en la que se demoró un año para encontrar un donante compatible. Su esfuerzo dio resultado.

Saber que se necesita un donante porque tu cuerpo está fallando es una noticia que puede caer como el balde de agua fría más tormentoso del mundo, porque se corren riesgos. El si se es o no compatible, si no habrán secuelas a futuro y lo más importante de todo: poder encontrar un órgano.

El peor de los escalofríos fue el que le dio a esta familia de Wisconsin al enterarse de que uno de sus miembros tendría que necesitar un transplante de riñón urgente, lamentablemente, no habían donantes disponibles.

Tom Buelow – kidney4tom.com

Tom Buelow, es un residente de Pewaukee, Wisconsin, que en Estados Unidos en 2011, fue diagnosticado de una enfermedad renal en etapa 3, pero no fue sino hasta 2018 que sus funciones renales disminuyeron hasta un 20%, por lo que fue puesto en las listas de espera para donantes.

Tom pasó a formar parte del Programa de Trasplantes de UW Health en Madison para buscar un riñón, pero su esposa decidió que no había tiempo para sentarse a esperar.

Fue así que su esposa Karen se armó de valor y comenzó una campaña mediática junto a una página web kidney4tom.com en la que invitaban a la gente a hacer campaña por su esposo.

Letrero de Tom Buelow – CNN

Desde calcomanías para el auto y los parachoques, camisetas, imanes, letreros de jardín hasta un gran e imponente letrero en la vía pública fueron puestos por Karen con tal de marcar presencia.

Karen sabía que a su marido se le agotaba el tiempo y seguir ahorrando dinero no les serviría de nada, así que lo que apostó con todo a su campaña.

Afortunadamente, funcionó y pasaron unas semanas para comenzar a recibir llamados de gente que estaba dispuesta a ser donante. La esperanza volvía a los corazones de la familia Buelow, sin embargo aún no era tiempo para celebrar. El tipo de sangre de Tom es tipo O, algo no muy común y pese al interés de la gente, era necesario encontrar la compatibilidad.

Tom Buelow – kidney4tom.com

No fue sino hasta un año después que apareció el donante perfecto (2019), quien decidió permanecer en anonimato. Un alma caritativa que le pudo devolver las esperanzas a Tom.

Tom Buelow pudo ser operado en enero de este año finalmente. Una nueva vida ahora le sonríe.

Puede interesarte