Por Camilo Morales
9 junio, 2022

Cuando Vicky Umodu encontró el dinero de inmediato se contactó con la familia que le regaló los juegos de sofás. Sin embargo, por su gesto la familia decidió regalarle 2.500 dólares a la mujer para que pudiera comprarse un refrigerador.

Una de las cosas principales que deben hacer las personas al cambiarse de casa es conseguir nuevos muebles, en caso de que no quieran trasladar los de su antigua propiedad. Sin embargo, si mudarse ya es costoso, es normal que los muebles también sean un gasto enorme.

Es por eso que algunas personas prefieren comprar muebles usados, ya que salen mucho más baratos que comprar un juego de muebles nuevo.

Pixabay

Algo así pensó Vicky Umodu, una mujer de Colton, California, que se metió en las profundas aguas del internet para cotizar distintos muebles usados que la gente ofrecía a través de Craiglist, la popular web de anuncios calificados.

Según información de ABC7 News, Vicky encontró una muy buena oferta en donde una familia ofrecía un conjunto de sofás de manera gratuita. La mujer sospechó que podía tratarse de una posible estafa, pero no estaba preparada para la sorpresa que vendría después.

ABC7 News

Me desplacé hacia abajo y vi artículos gratis. Hice clic y lo primero que vi fue que una familia me quería dar un sofá y todo su conjunto de dormitorio gratis. Pensé que tal vez era un truco, así que los llamé“, contó.

Vicky, que no tenía nada en su casa cuando se mudó recién, supo que la familia no quería timarla ni estafarla, sino que se trataba de una oferta real.

ABC7 News

La mujer recogió los muebles y los llevó hasta su casa, en donde se dio cuenta que había algo extraño en ellos. Tras realizarles la limpieza había un bulto dentro de uno de los cojines. “Pensé que era una almohadilla térmica“, explicó.

Vicky abrió la funda del cojón y se encontró con varios sobres que en su interior tenían la suma de 36 mil dólares en efectivo.

ABC7 News

Como los muebles se los había regalado la familia, además de sorprenderse, la mujer pensó que debía devolverlos a sus dueños ya que podía ser dinero importante. “Necesito llamar al tipo“, dijo en ese momento.

La familia estaba muy sorprendida por el hallazgo y como forma de agradecimiento al gesto de Vicky decidieron regalarle 2.500 dólares para que pudiera comprarse un refrigerador.

A raíz de eso, algunos integrantes de la familia que regaló los muebles le explicó días después a Vicky que habían descubierto otras cantidades de dinero en el resto de su casa que un pariente fallecido había escondido. Sin embargo, no saben cuál fue la razón que tuvo para esconder su dinero.

Puede interesarte