Por Mariana Meza
11 febrero, 2021

Katy Bannerman, de Carolina del Norte, Estados Unidos, tuvo problemas para amamantar a su primer hijo. Tuvo al segundo y no quería pasar por lo mismo, así que recurrió a un asesor de lactancia privado. Comenzó a producir dos litros diarios y decidió dárselo a otras mamás. “Estaba tan contenta de poder donar”, dijo.

Hay muchas mujeres que desean ser madres y por distintas razones no pueden. Hay otras que lo son, pero tienen muchos problemas para cuidar de sus pequeños o incluso les cuesta alimentarnos con su propia leche materna. Sin embargo, una mujer en Estados Unidos quiso ayudar a las mamás que les costaba producir su propio alimento maternal y donó más de 234 litros de su propia leche.

Katy Bannerman, de Carolina del Norte, Estados Unidos, abrió su refrigerador y lo único que se veía dentro eran paquetes de leche materna. Más de 234 litros para ser específicos.

Katy Bannerman

La idea se le ocurrió en medio de la pandemia del coronavirus. Motivada por una experiencia propia, Katy, madre de dos hijos, decidió donar la leche materna que le sobraba a aquellas que no son capaces de producir la suya.

Bannerman tuvo problemas para producir leche cuando tuvo a su primer hijo, situación que cambió cuando quedó embarazada del segundo. No quería que le pasara lo mismo y buscó ayuda en un asesor de lactancia privado. “No pude amamantar como quería y eso me afectó de manera horrible”, confesó a CNN.

Comenzó el tratamiento y con ello su producción de leche materna aumentó. Producía 2 litros todos los días y tomó la decisión.

Katy Bannerman

Cuando comenzó con la donación, Katy no sabía por dónde empezar, así que acudió a grupos de Facebook sobre lactancia materna y amamantamiento, donde habían algunas peticiones de leche materna. “Ese era el tipo de persona que quería que la recibiera (la leche). Alguien que hubiera tenido problemas con la lactancia por una u otra razón”, dijo Katy a CNN.

Escribió sobre su situación y los mensajes no tardaron en aparecer. “Estaba tan contenta de poder donar. En un momento dado, tenía personas constantes a las que donaba, que venían todas las semanas”, contó.

Entre las personas que recibieron la leche materna de Katy se encontraba una familia que recientemente había adoptado a un bebé y otra en la que su pequeño hijo sufría de retraso del crecimiento, una condición en que el peso del niño es menor al que debería tener.

Katy Bannerman

Actualmente, Katy motiva a otras madres a que busquen todos los métodos posibles para poder alimentar a sus bebés y agregó que “esa es otra razón por la que donar era tan importante para mí, que las mujeres podían cuidarse a sí mismas y cuidar a sus bebés sin esa culpa”. Dejó de extraerse leche en octubre y en diciembre de 2020 donó el último paquete.

Por otro lado, según consigna CNN con información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se estima que el 60% de las madres dejan de dar leche antes de lo que les gustaría, ya sea por “problemas de lactancia, falta de apoyo familiar y preocupaciones sobre el peso y la nutrición de sus bebés”.

Según la Academia Estadounidense de Pediatría, está recomendado que los bebés consuman solo leche maternal durante los primeros seis meses, pero eso solo ocurre el 25% de las veces.

Puede interesarte