Por Luis Lizama
29 julio, 2020

Es algo pocas veces visto, un gesto de amor puro, más allá de flores o chocolates. Este hombre tiene mucha suerte, está con la persona indicada. ❤️

Hay millones de formas de demostrar amor. Desde un mensaje de texto (o un WhatsApp) hasta donar parte de tu cuerpo. Suena difícil de creer, pero es totalmente cierto. Al parecer los chocolates, las flores y los clásicos regalos ya están obsoletos. Esta mujer así lo demostró.

Su esposo necesitaba un riñón nuevo, porque sufre de insuficiencia renal. La cuestión podía complicarse, pero afortunadamente el amor de su vida lo salvó. Ella decidió donarle un riñón para que mejorara su vida, se salvara y siguieran tan felices como siempre. ¡Eso sí que es amor!

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Nos han dado una verdadera lección.

Estar en pareja implica algo único, algo diferente y algo que va más allá de cualquier regalo. No se trata de una cena costosa, de un ramo de flores, del romanticismo clásico que incluso daño nos ha provocado. Este es un gesto de grandeza, de solidaridad y bondad.

Imagen referencial  – Pixabay

El hecho ocurrió en el Hospital de Clínicas, en Paraguay, donde el hombre de 49 años esperaba un donante para mejorar de su insuficiencia. 

Todo ocurrió en plena pandemia, por lo que las medidas de seguridad, así como el riesgo, eran mucho mayores.

Su esposa, con la que lleva 26 años casado, le dio un espaldarazo, una parte de su cuerpo, como diciéndole que ella siempre estará, que se trata de amor verdadero.

Imagen referencial  – Pixabay

Alfredo, el afortunado beneficiario (no solo del riñón sino también del amor de su esposa), es oriundo de Guarambaré, donde se estaba sometiendo a diálisis, desde septiembre de 2019. Antonia, la mujer, le dio parte de su cuerpo este martes.

“Mi papá estuvo 10 meses con diálisis y al principio fue difícil, porque era algo nuevo para él, pero al final se acostumbró esperanzado en que este momento iba a llegar muy pronto, lo cual terminó siendo así. También quisiera agradecer a los profesionales del Hospital de Clínicas por el esfuerzo, sabiendo que no es una época fácil para realizar esto”.

Comentó Ana Fernández, hija del matrimonio, a medios locales.

Imagen referencial  – Pixabay

Para fortuna de los enamorados, la operación y el proceso terminaron exitosamente. Debido a la pandemia, hace un tiempo que no se realizaban transplantes, por lo que este se celebró con todo.

Varios profesionales intervinieron y estuvieron presentes en la cirugía, testigos de este hermoso gesto de amor. Sin dudas esto los volverá más unidos, conectados ya no solamente con el corazón, sino también a través de un riñón.

Puede interesarte