Por Camilo Morales
5 octubre, 2021

Trish Emson ganó más de 2 millones de dólares en la Lotería Nacional de Inglaterra en 2003 y solo ha gastado una parte en viajar en crucero y en una casa rodante. “Ser rico no te hace mejor persona”, dijo.

Para muchas personas ganar la lotería es un sueño que podría solucionarles casi todos los problemas de la vida. Pero una mujer británica que logró lo que tantas personas quieren en el mundo decidió tomarselo con mesura.

Se trata de Trish Emson, de 51 años, que en 2003 tuvo a la suerte de su lado: compró un boleto en la Lotería Nacional de Inglaterra sin saber que los números que eligiría serían los premiados para llevarse un pozo de más de 2 millones de dólares, según informó The Mirror.

Daily Mirror

Sin embargo, en palabras de la mujer, convertirse en millonaria junto a su pareja Graham Norton no les cambió la vida en lo más mínimo. A pesar de que podían darse los lujos que cualquier persona hubiera querido decidieron continuar con sus vidas tal como eran desde antes. 

Ser rico no te hace elegante ni mejor persona. No me gusta presumir y alardear sobre el dinero. No puedo ser elegante de todos modos“, dijo ella.

Trish Emson

Y Trish se tomó muy en serio su decisión, ya que no permitió que la cantidad de ceros que comenzó a haber en su cuenta la marearan. “Al mirarme no pensarías que soy millonaria. Si me tuviera que disfrazar de una me sentiría falsa. Prefiero mis jeans“, contó.

La pareja decidó seguir viviendo en la casa en la que vivieron toda su vida y una vez que nació su primer hijo, Benjamin, dos semanas después de ganar la lotería, lo matricularon en una escuela pública de su ciudad. Sumado a eso, Trish continuó con su trabajo de cocinera en la escuela de su ciudad, Rotherham.

Trish Emson

A pesar de que no han gastado su dinero en grandes lujos, igualmente lo han aprovechado para cosas puntuales. “He tenido cuidado. No compro coches deportivos, tengo un Kia (…) Lo mejor que compramos fue una casa rodante. De hecho tengo dos, uno para mi familia y amigos“, detalló.

Además de eso, la pareja también se tomó vacaciones y viajaron a un par de destinos turísticos. Entre esos lugares estaba Benidorm, Ibiza, y un crucero al que Trish pudo invitar a su madre.

NB Press LTD

Para ella más importante que el dinero fue haber podido tener a Benjamin, ya que tener hijos fue un sueño que había tenido durante toda su vida pero que nunca había podido concretar. Es por eso que había planeado someterse a una fecundación in vitro, pero finalmente pudo quedar embarazada de forma natural. 

Hubiera devuelto todo el dinero solo por quedar embarazada (…) Creo que gracias a ganar la lotería pude quedar embarazada. Tenía mi mente en otra cosa y simplemente sucedió“, finalizó Trish.

Puede interesarte