Por Felipe Costa
1 diciembre, 2020

“Yo represento a millones de personas indígenas que luchamos por la naturaleza. Si me reconocen a mí, nos están reconociendo a todos”, confesó. En 2019 ganó un juicio contra el Estado de Ecuador evitando la explotación de pozos petrolíferos en zonas claves del Amazonas.

Puede que uno de los más grandes problemas del mundo actual sea el poco reconocimiento que se le hace a las culturas indígenas. Con el avance de la sociedad moderna vamos perdiendo, con el avanzar del tiempo, las raíces y la preocupación por las culturas que fueron las bases de la civilización humana, al igual que perdemos el contacto con la naturaleza. El desconectarnos totalmente de ello podría traernos graves consecuencias como especie, pero por fortuna existen personas en este planeta que nos hacen reflexionar a todos.

Nemonte con su hija – Amazon Frontlines

Nemonte Nenquimo es una mujer de 33 años que acaba de ganar el equivalente a un premio Nobel por cuidar y proteger la selva amazónica, ella es waoraní, parte de una tribu indígena al oriente del Ecuador, y desde pequeña se ha destacado por su noble batalla a favor del medioambiente, sin ella incluso, muchos indígenas no tendrían derechos reconocidos en Ecuador.

El premio medioambiental Goldman 2020 que acaba de ganar, no es sino la continuación de una sacrificada carrera el reconocimiento de su tribu. Este es el mayor reconocimiento que se puede hacer a nivel mundial a los defensores de la naturaleza.

Nemonte junto a su tribu – Amazon Frontlines

Nemonte o “Nemo” como es conocida, se ha destacado enormemente entre su gente y se volvió sumamente respetada, luego de que en 2019 ganara un juicio legal contra el Estado de Ecuador evitando la explotación de pozos petrolíferos en el sector del Amazonas.

Gracias a ello, se estableció el precedente para el reconocimiento de derechos indígenas, en el que se establecieron por primera vez límites a la explotación de territorio vital para la naturaleza y la gente.

“Yo represento a millones de personas indígenas que luchamos por la naturaleza. Si me reconocen a mí, nos están reconociendo a todos”.

–Nemonte Nenquimo a Mongabay Latam

Nemonte y su tribu marchando – Amazon Frontlines

Nemonte comenzó su activismo muy joven, cuando la petrolera Texaco, hoy Chevron, empezó a explotar la selva amazónica en busca del material crudo. Fueron cientos de miles de hectáreas comprometidas, al punto que los waoraníes ya no pueden pescar a causa del terreno contaminado por el petróleo.

Ante aquella injusticia, Nemonte creó la Fundación Ceibo buscando garantizar el acceso a agua limpia de las comunidades ribereñas, ademas de instalación de paneles solares para la generación y uso de energía limpia.

Nemonte Nenquimo – Amazon Frontlines

Nemonte es considerada hoy como como una de las 100 mujeres más influyentes de 2020 según la revista Time, lo que significa un gran avance para el reconocimiento de su pueblo y del Amazonas como pulmón del planeta.

Puede interesarte