Por Luis Lizama
31 diciembre, 2020

El 4 de septiembre la joven de 28 años fue hospitalizada, tras arrojar positivo en su examen a coronavirus. Dos días más tarde fue intubada, porque sus síntomas habían agravado. Su enfermera la acompañó en cada momento, incluso cuando le sacaron a la bebé, el 23 de septiembre. Mamá despertó las primeras semanas de octubre y agradeció de una particular manera.

Este año nos ha regalado historias muy particulares, principalmente a raíz del coronavirus y sus estragos. Si bien hay muchas lamentables, también hay otras de inspiración, solidaridad y compañerismo. En ese sentido, el caso de la joven Monique Jones de Ferguson está haciendo noticia, pues abunda la fraternidad.

Todo comenzó cuando la mujer de 28 años arrojó positivo a su examen de COVID-19, siendo hospitalizada e intubada dos días más tarde. Estaba embarazada y su panorama no era de los mejores. A pesar de todo pero logró salir adelante y en agradecimiento a su enfermera, que la acompañó en cada momento, incluso organizándole un baby shower, decidió nombrarla madrina de la pequeña Zamyrah.

Monique Jones de Ferguson

El calendario de Monique Jones de Ferguson estará marcado a fuego este 2020, más todavía el 4 de septiembre, cuando resultó ser positiva a COVID-19.

Tenía síntomas leves comunes, como escalofríos y dificultad para respirar. Según relató al medio Good Morning America, jamás salía de casa y seguía al pie de la letra todas las recomendaciones: Lavado de manos y uso de cubrebocas. A pesar de toda la protección, terminó contagiada y con mucho riesgo para ella y su bebé.

Monique Jones de Ferguson

A pesar de las complicaciones, como puede verse en las imágenes, todo terminó bien y con una historia de nacimiento simplemente épica.

Para su fortuna, la enfermera Caitlyn Obrock se hizo cargo de su caso y jamás se despegó de su lado, estando en los momentos complejos de su enfermedad, como cuando debieron sacar a su bebé.

La pequeña nació el 23 de septiembre, pero mamá no despertó hasta la primera semana de octubre.

Monique Jones de Ferguson

El personal médico sabía del inminente riesgo de ambas, así que decidieron realizar una cesárea temprana de emergencia. Lograron salvar a ambas. 

“Era posible que no viviera, eso es todo lo que estaba pensando. Me preguntaron si era posible sacar a mi bebé. Al principio les dije que no, pero no estaba mejorando.

Estoy feliz y agradecida de estar todavía aquí, pero al mismo tiempo sigue siendo abrumador”.

–comenta la joven a GMA–

La joven enfermera  jamás la descuidó, tomándole un gran cariño a ella y su familia. Estuvo allí en todo momento.

Monique Jones de Ferguson

Cuando mamá despertó, fue trasladada a un centro de rehabilitación, con terapia ocupacional, del habla y física. En esos momentos Caitlyn y sus compañeras organizaron un baby shower, recaudando dinero y obsequios para la bebé.

“Fue para levantar su moral. La forma en que comenzó la maternidad con este bebé fue injusta y queríamos que supiera lo especial y amada que es”.

–comenta la enfermera a GMA–

Caitlyn Obrock

Poco después la pequeña Zamyrah y su madre ya estaban en casa, en buen estado de salud.

En forma de agradecimiento por su trabajo y cuidados, la madre decidió nombrar a la enfermera como madrina. Solo están esperando a que acabe la pandemia para festejar.

Puede interesarte