Por Valentina Miranda
22 noviembre, 2021

Ifeoma Bibiana Okoli se recibió de Dra. en Filosofía de la Universidad de Ibadán en Nigeria, luego de ser diagnosticada con una enfermedad en sus ojos y pausar su vida académica para recuperar su motivación y cumplir su sueño.

Cuando las circunstancias adversas llegan a la vida de la mayoría de las personas, por lo menos la mitad se rinde antes de cumplir su sueño y la otra decide intentarlo, y por lo general lo logran, transformando ese obstáculo en algo completamente insignificante.

Para Ifeoma Bibiana Okoli, una mujer de Nigeria, ese fue su caso. Tras haber quedado ciega, nada le impidió querer recibir un doctorado en Filosofía de la Universidad de Ibadán, sueño que ya se volvió realidad en su vida.

Al mismo tiempo se convirtió en la primera mujer con discapacidad visual en obtener semejante reconocimiento en el establecimiento educacional.

Nneka Okoli

La historia de Ifeoma fue contada por su hermana Nneka Okoli en Facebook. La Dra. creció en Abakaliki, donde vivió parte importante de su vida junto a sus padres y todo marchaba bien, hasta que de a poco fue desarrollando una enfermedad ocular degenerativa llamada retinitis pigmentosa.

Debido a esto fue perdiendo la vista con el pasar de los años, y en 1985 tuvo que abandonar la escuela secundaria porque la enfermedad había avanzado demasiado y quedó ciega mientras trabajaba en sus exámenes finales. Sus padres trataron de ayudarla llevándola a citas con oftalmólogos, pero no encontraron ninguna solución a tiempo.

Para Ifeoma esto fue un cambio muy triste en su vida, y como era de esperarse no quería aceptar esta realidad, pero gracias al Centro de Rehabilitación para Ciegos St. Joseph, en Obudu (Nigeria), recuperó el entusiasmo por la vida y sus estudios.

Nneka Okoli

Ifeoma no solo quería disfrutar su vida personal, sino que decidió cumplir su sueño de ir a la universidad y recibir el grado más alto posible.

Con esa determinación logró convertirse en Dra, y demostrar que todos pueden llegar a donde quiere si se lo proponen, sin importar los obstáculos que aparezcan en el camino. Pueden atrasar, pero no impedir nada. “El logro de la Dra. Okoli es una prueba de que uno es capaz de triunfar a pesar de las rarezas de la vida”, comentó Nneka en la publicación.

Nneka Okoli

“Su historia y éxito son una señal para todos aquellos cuyas circunstancias en la vida pueden parecer desfavorables”, expresó su hermana en el mismo texto. Por supuesto que tampoco habría logrado esto sin el apoyo de su familia y seres queridos, cada parte es muy importante.

Puede interesarte