Por Camilo Morales
14 enero, 2022

A pesar de que la Sra. Wang había conocido a ese sujeto hace unas horas, dijo que la convivencia fue llevadera. Según explicó el hombre “era bueno cocinando” y “no hablaba mucho”.

Para muchas personas las medidas sanitarias y de aislamiento para prevenir los contagios de COVID-19, como las cuarentenas y los toques de queda, los tomaron por sorpresa. Y es que en algunos países han tenido que imponer reglas estrictas y rápidas ante la subida de los casos de las últimas semanas.

Uno de esos países fue China, quien inició un bloqueo rápido y cuarentena obligatoria en su territorio para hacerle frente a la pandemia.

Televisión de Shenzhen

Sin embargo, hubo gente que se vio afectada de formas muy curiosas ante estas medidas. Una de ellas fue una mujer conocida como Sra. Wang, quien según información de BBC, quedó atrapada en la casa de un hombre que había conocido en una cita a ciegas, en la ciudad de Zhengzhou.

Según contó, sus padres le han organizado 10 citas a ciegas ya que dicen que está “muy mayor“. En una de estas citas conoció a un hombre que “era bueno cocinando“, por lo que la invitó a su casa. Desafortunadamete no tendrían en cuenta que justo ese día el gobierno chino bloqueó las ciudades por el alza de casos de COVID-19.

Televisión de Shenzhen

La Sra. Wang tuvo que quedarse en la casa de ese hombre, a quien acababa de conocer hace unas horas. De ahí en adelante se tuvo que quedar durante 4 días en la casa del extraño, algo que para ella “no era ideal“.

A pesar de la incomodidad que esta situación le produjo, comentó que el hombre era muy buen cocinero, aunque “no habla mucho“.

Televisión de Shenzhen

Al parecer, para ella no fue una experiencia tan traumática ya que el sujeto supo hacerla sentir en casa y fue bastante acogedor con ella. Además, esto le sirvió para demostrar sus habilidades culinarias y así volver a salir con ella en otra ocasión.

Hasta el momento han habido más de 100 casos de COVID-19 en Zhengzhou, según informó Global Times. Por ahora el comercio está cerrado en varias ciudades de China y solo se mantienen abiertos los servicios básicos y las tiendas que vendan productos indispensables para la vida cotidiana.

Puede interesarte