Por Valentina Miranda
12 enero, 2022

Mientras Dusti Talavera miraba por la ventana de su apartamento, vio que los pequeños estaban en peligro y no dudó en ayudarlos, convirtiéndose así en la heroína del día.

Nadie se salva de los accidentes. Uno de estos puede ocurrir prácticamente en cualquier momento, y no necesariamente a nosotros, sino que a las personas que están alrededor.

Para casos como ese es que nos preguntamos si estamos realmente listos para ayudar o salvar una vida, lo más probable es que sí. Ante cualquier señal de peligro, lo mejor es actuar rápido si es que alguien necesita ayuda urgente.

Dusti Talavera quizás nunca pensó que el hecho de mirar por la ventana de su apartamento, la convertiría en una heroína al final del día.

CBS Denver

La joven de 23 años residente del Condado de Arapahoe, ubicado en el estado de Colorado (Estados Unidos) vivió un tenso momento luego de ver que tres niños cayeron en un estanque congelado mientras jugaban.

Al ver la situación de emergencia de los pequeños, Dusti no dudó en alistarse y correr hasta donde se encontraban para ayudarlos, sobre todo si se considera que la profundidad del estanque era de 4 metros y de las bajas temperaturas en sí.

CBS Denver

“Antes de darme cuenta, estaba en el estanque sacando a los dos niños, y fue entonces cuando caí en el estanque por el tercer niño”, dijo la joven a CBS Denver.

Con esfuerzo y cuidado, logró sacar exitosamente a los dos primeros niños, pero la última fue la más difícil de llevar a la superficie. Entonces se sumó el primo de uno de ellos para ayudar a salvarla.

La pequeña de 6 años fue sacada de las aguas congeladas pero no respiraba, por lo que los agentes de la policía se apuraron en hacerle reanimaciones boca a boca y compresiones torácicas, según CBS Denver.

Arapahoe Country Sheriff

Los esfuerzos por devolverle la respiración valieron la pena y la niña fue enviada al hospital Denver Health, que se encontraba en estado grave pero con expectativas de supervivencia.

De no ser porque Dusti estaba mirando por la ventana de su apartamento y decidió actuar, el final de esta historia habría sido muy diferente, así lo define Corey Sutton, ingeniero de bomberos de South Metro. “Hablamos en la estación de bomberos después de que sucedió, y espero que si algo así le sucediera a uno de mis hijos, que alguien como ella esté cerca”, dijo Sutton a CBS Denver.

Alguien se puede convertir en héroe cuando menos se lo espera.

Puede interesarte