Por Mariana Meza
1 marzo, 2021

“Ella era así, de ofrecerlo todo sin medir las consecuencias”, dijo la madre de Marilena Bossio, una de las cuatro víctimas del temporal de viento en el lago Cardiel, de Santa Cruz, Argentina.

Una mujer en Argentina se transformó en una heroína al dar su vida para salvar a un pequeño niño que se ahogaba en un lago después de un fuerte temporal que arrasó con todo a su paso y dejó a quienes daban un paseo en kayak en medio de la nada rogando por vivir.

Familia de Marilena

Marilena Bossio (26), una veterinaria oriunda de Córdoba, Argentina, estaba de paseo en Santa Cruz y se hospedaba en la casa de una amiga. Quería encontrar un trabajo en el sur de ese país.

El pasado sábado 27 de febrero decidió pasar el día en el lago Cardiel y dar un paseo en kayak. Todo iba bien, hasta que un fuerte temporal arrasó con todo a su paso y dejó a todos varados en el agua fría. En ese momento comenzó la tragedia.

Familia de Marilena

Entre todas las personas que disfrutaban el lago estaba Mateo Barría (8). Marilena no lo dudó dos veces y se sacó su chaleco salvavidas para dárselo a él. De alguna manera tenía que salvarlo.

La misión de Marilena se cumplió y Mateo fue rescatado, pero con un cuadro de hipotermia debido a las bajas temperaturas del agua ya que pasó cuatro horas en ella. Cuatro personas murieron: Marilena Bossio (26), Elsa Raquel Martínez (49) y los hermanos Daniel (33) y Javier Barría (29).

Cerca de las 2.30 de la madruga del día siguiente, el domingo 28 de febrero, el cuerpo de Marilena junto al de las otras víctimas fueron encontrados.

Familia de Marilena

“Ella era así, de ofrecerlo todo sin medir las consecuencias”, de esta manera describió María Alicia a su hija Marilena. No le extraña el gesto que tuvo con el pequeño.

María habló con el medio argentino El Doce y contó más detalles de la personalidad de su hija. “Mi hija era un ser de luz, un maravilloso ser humano. Era una gran nadadora. Hasta último instante tuvimos la ilusión de que no fuera ella la que murió”, explicó la madre.

Según contó, Marilena aprendió a nadar en Río Tercero, Argentina y además destacaba “su amor por los animales y la naturaleza”.

Familia de Marilena

Por ahora, la familia de Marilena se encuentra a la espera de que la autopsia determine la verdadera causa de muerte. Su madre, por su parte, cree que “se debe haber ahogado porque el oleaje era muy fuerte”, pero que también influyó el agua helada del lago.

“Venía siendo un día fantástico y el viento llegó de imprevisto, por eso no lograron llegar a la orilla. Esto es muy difícil. Mi hija nos llena de orgullo. Es una heroína”, finalizó emocionada.

Puede interesarte