Por Fernanda Saide
1 marzo, 2017

No creerás cómo está ahora.

La bienvenida de este bebé al mundo fue intensamente difícil. Debió nacer cuando sólo tenía 5 meses en el vientre de su madre, y no podía ni respirar por sí solo. El diagnóstico no era muy positivo, ya que la criatura era excesivamente prematura y como consecuencia, estaba muy expuesta y delicada.

Pesó tan sólo 680 gramos.

Pero sus padres no se rindieron, la acompañaron cada día hasta que al fin comenzara a tener avances.

Después de una muy larga lucha lograron salir adelante, y hoy el bebé está más sano que cualquiera.

El amor y la persistencia en ellos lo pudo todo, y la verdad, es que el pequeño tuvo mucha fuerza para seguir con su lucha por sobrevivir.

No cabía más orgullo y emoción en la pareja, y el padre quiso capturar toda la transformación por medio de un emotivo video.

Su cambio es impresionante, y te advierto, es tan bello que te sacará lágrimas.

Sólo míralo:

¿Conoces un caso de superación como ésta?

Puede interesarte