Le aplicaba vaselina varias veces al día y le daba largos baños para curar sus heridas, esperando que sanara.

Para la gran mayoría de las parejas, un embarazo es una noticia que los llena de ilusión y felicidad. Desde el momento en que se enteran de que serán padres, comienzan a pensar en nombres para el futuro bebé y a hacer planes para recibirlo como se merece.

Sin embargo, pueden haber algunas complicaciones propias del embarazo que trunquen un poco esos sueños…

Jennie Wilklow y su marido no podían estar más ilusionados con la llegada de su bebé; y aunque todo se veía bien en las ecografías y exámenes, a las 34 semanas tuvieron que afrontar una cesárea de emergencia que no esperaban.

Instagram @harlequindiva

«Cuando la tomaron en brazos la escuché llorar y dijeron: ‘es muy bonita’. Esa es la palabra que cada madre quiere oír, así que sonreí y me relajé», relató Jennie.

Sin embargo, unos segundos después de nacer, la pequeña nombrada como Anna comenzó a cambiar su aspecto. Su piel se endureció y se llenó de heridas en todo el cuerpo.

Instagram @harlequindiva

Claramente algo no estaba bien…

Finalmente se le diagnosticó Ictiosis Arlequin, una enfermedad genética que hace que la piel crezca aproximadamente 14 veces más rápido de lo normal, creando un enrojecimiento en todo el cuerpo, que además afecta a los ojos, la boca, la nariz y las orejas.

Instagram @harlequindiva

Los bebés que nacen con este defecto suelen morir a las pocas semanas y los que sobreviven, pueden sufrir complicaciones motoras severas.

Pero su madre no estaba dispuesta a rendirse y se transformó en la mejor enfermera de Anna. Ella haría lo que fuera por darle a su pequeña la calidad de vida que merecía.

Aunque si no hubiese sido por la valentía de la bebé, jamás hubiesen vencido los horribles pronósticos que tenían para ella.

Instagram @harlequindiva

”Cada dos horas cubría su cuerpo con vaselina y la bañaba durante varias horas al día» contó Jennie, quien ha dado la mayor lección de amor, lucha y esperanza al compartir la hermosa y difícil experiencia de cuidar a su pequeña.

Puede interesarte