Por Diego Aspillaga
28 julio, 2020

La pandemia ha puesto en una incómoda situación a la deportista Bárbara Hernández, quien ha tenido que ingeniárselas para poder seguir preparándose. Pide ayuda para entrenar en condiciones normales.

Bárbara Hernández es una deportista excepcional.

Campeona mundial de nado en aguas gélidas y la primera mujer chilena en cruzar el canal de la Mancha a nado, esta mujer es un ejemplo de perseverancia, excelencia y determinación para todos.

Bárbara Hernández

Desgraciadamente, ni siquiera ella se salvó de sentir los fuertes coletazos de la pandemia provocada por el coronavirus.

La deportista profesional ha visto como todas las piscinas que usaba para entrenar para sus competencias han cerrado debido al virus, lo que la ha obligado a pensar en formas más originales para poder seguir trabajando su cuerpo y preparándose para competir.

En un video publicado por la misma Hernández en su cuenta de Twitter, se puede ver como la deportista usa un gran basurero para mejorar su resistencia al agua fría.

@Barbarellah

Con una sonrisa en el rostro, la mujer se sube al basurero, que está lleno de agua con hielo, y se sumerge hasta los hombros antes de sonreír a la cámara y pedir por ayuda para poder volver a los entrenamientos más convencionales.

«Quiero volver a entrenar, por favor», pide la atleta profesional.

@Barbarellah

Y la necesidad de entrenar no es sólo para mantener su estado físico o perder la costumbre, Hernández tiene una importante competencia internacional en septiembre y sin acceso a una piscina es poco lo que puede hacer para llegar en buenas condiciones.

Por ese motivo es que busca tener la autorización oficial de los estamentos pertinentes, y en esa senda fue que envió una carta a la ministra del Deporte de Chile, Cecilia Pérez, para poder utilizar las dependencias del Centro Acuático del Estadio Nacional.

En la misiva la nadadora extrema apunta a sólo «hacer uso de una pista de la piscina temperada o en su defecto de la piscina exterior siguiendo todos los protocolos establecidos», publicó T13.

Bárbara Hernández además relata ya no sabe qué hacer mirando cómo el calendario agota sus días para la maratón acuática de Manhattan, Estados Unidos, donde deberá recorrer 47 kilómetros de nado.

@Barbarellah

«No queda nada y marca toda la diferencia poder volver al agua«, remarca, por lo que su retorno a alguna piscina se hace trascendental.

Por ahora, se prepara en casa realizando ejercicios de nado sobre un banquillo, trabajo de suelo con mancuernas y preparación cardiovascular en bicicleta estática.

Si bien el ingenio y la motivación no le faltan, esta deportista necesita el apoyo necesario para volver a nadar y seguir compitiendo tanto por ella como por su país.

Puede interesarte