Por Constanza Suárez
23 octubre, 2018

¡Ahora el pequeño Teddy tendrá una verdadera celebración gracias a dos equipos deportivos de Estados Unidos!

Sil Mazzini, una madre de Tucson, Arizona, en Estados Unidos compartió una desgarradora imagen en su cuenta de Facebook, que conmovió a sus cercanos y luego a todo el mundo. Su pequeño hijo aparece angustiado después de que ninguno de sus invitados asistiera a su sexta fiesta de cumpleaños.

Teddy invitó a 32 de sus compañeros de clase al restaurante de pizza Peter Piper Pizza, pero ninguno de ellos llegó. Ni uno solo.  

Sil Manzzini

En la fotografía se ve al niño rodeado de pizza y dos filas de mesas vacías en el restaurante. La mirada en la cara del pequeño Teddy es de pura tristeza. Ningún niño se merece sufrir así. «He terminado con las fiestas por un tiempo», bromeó Mazzini a ABC15 luego del triste fin de semana.

Sil habló con Fox News, donde contó que había hecho 32 bolsas de regalos para que Teddy les diera a sus compañeros e incluso se comunicó con algunos padres de los niños, quienes le dijeron que sus hijos vendrían.

Pero nada de eso sucedió y Teddy quedó triste en su completa soledad.

A pesar de que fue un terrible momento para esta familia, algo bueno surgió de lo adverso. La imagen se viralizó por las redes sociales e incluso sitios web locales recogieron la desalentadora historia, lo que provocó reacciones. Dos de los equipos deportivos favoritos del pequeño hicieron lo suyo. Los Phoenix Suns ofrecieron boletos gratis para el cumpleañero y su familia a su juego contra los Lakers y así celebrar junto a los jugadores.

Sil Manzzini

El equipo de fútbol Phoenix Rising también extendió una invitación para unirse a ellos, y su vicepresidente confirmó que Teddy estará en el próximo juego. Un portavoz del equipo dijo que los fanáticos se habían acercado a ellos ansiosos por saber cómo ayudar, incluidos algunos dispuestos a comprar una camiseta personalizada para Teddy.

La familia planea celebrar el cumpleaños del menor próximamente leyendo buenos deseos compartidos por sus más cercanos.

¡Vamos Teddy, aún queda mucho por vivir!

Puede interesarte