Por Luis Lizama
23 junio, 2020

Nada pudo frenarla en su misión de llegar al hospital donde trabaja. Es que cuando hay vocación real, ayudar a las personas no es una opción, es un sentimiento.

La pandemia que estamos atravesando nos ha dejado verdaderos héroes. En momentos duros aparecen esas personas que luchan contra todo, con tal de ayudar a la sociedad. Desde el personal médico, que batalla en la “primera línea”, hasta los profesores que se las arreglan para seguir enseñando con otros métodos.

Así ocurrió con Mary Luz Salazar, una bondadosa guerrera boliviana. Ella es enfermera y ni las fuertes lluvias ni las inundaciones pudieron detenerla en su misión de llegar al hospital. Con su bicicleta, atravesó todos los obstáculos, porque lo suyo va más allá de una simple vocación, es solidaridad y amor. 

El país entero se ha emocionado con su gesto, que fue capturado por un transeúnte. 

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Su fotografía impregnó todas las redes sociales, con mensajes de agradecimiento y felicidades. Su esfuerzo es para aplaudir de pie, pero también ha acarreado la justificada discusión sobre las condiciones que enfrenta el personal de salud. Con esta pandemia, la tarea de estos profesionales se ha tornado todavía más compleja. Se exponen al virus diariamente. 

La noticia de Mary Luz Salazar comenzó cuando las calles de Santa Cruz parecían verdaderos ríos y lagos, a raíz de las fuertes lluvias que han caído en parte de Bolivia.

Con ese panorama, la enfermera regresaba a casa tras un largo turno en el Centro de Salud Vida y Esperanza, montada en su bicicleta.

Mary Luz Salazar

Un usuario de redes sociales la vio pedaleando en el agua. Era una imagen fuerte, emocionante hasta las lágrimas. Se hizo viral en cuestión de minutos. 

Cuando Mary Luz llegó a casa, todo el mundo ya había visto su fotografía. Sus primas debieron tomarle otra imagen para mostrar las condiciones en que llegaba y obviamente confirmar que nada le había pasado en el camino.

Te dejamos un reportaje que le hizo la televisión boliviana:

Ella ha dicho que sólo cumplía con su labor, algo que hacen cada día en los hospitales. Además, era la única ruta asfaltada que había en el camino, no le quedaba otra opción. 

Fue cuestión de horas para que los periodistas llegaran a su hogar para conversar con la heroína. Incluso se ha ganado homenajes de personas que se han emocionado con su labor.

Luigi Cabrera

Bolivia entero aplaude a esta mujer.

Mary Luz pidió paciencia a los usuarios donde trabaja, porque hacen todo lo que está a su alcance. “Muchas personas no valoran nuestro trabajo”, dijo en una de las entrevistas. Es cierto, ella tiene razón, pero cuando todo esto pase, el mundo sabrá agradecerle. 

¡Muchas gracias!

Puede interesarte