Por Cristofer García
25 junio, 2020

Lamentablemente su abuela murió, sin embargo, ella en el desespero, salió de su casa en un pueblo aislado en Rusia para encontrar la ayuda más cercana.

Una niña con tan solo 4 años tuvo que emprender un arriesgado recorrido en medio de heladas temperaturas para pedir auxilio por su abuela mientras fallecía. No había más nadie cerca para ayudarla, así salió sola a pedir rescate.

Esta casa, ubicada en un aislado sector de Tuvá, al sur de Rusia, cerca de la frontera con Mongolia, contaba con el vecino más cercano a 8 kilómetros y la aldea más próxima a casi 20 kilómetros. Sin embargo, Saglana Salchak decidió aceptar el reto.

Yury Darbaa

Cuando esta pequeña despertó y vio que su abuela de 60 años no se movía, sabía que debía actuar de inmediato. Ella solo vive con sus abuelos, y él es ciego, por lo cual la responsabilidad quedó solo de su parte.

Según reseñó The Guardian, la chiquilla solo tomó una caja de fósforos y salió esa madrugada a temperaturas de -34 grados centígrados. Logró recorrer los 8 kilómetros en varias horas y por suerte no se topó con ninguno de los lobos que merodean por la zona y que han atacado al ganado de su familia.

Yury Darbaa

«Tuva ha llenado simplemente con lobos. Se comen el ganado, los pastores se quejan de ellos. Podría haber tropezado fácilmente con una manada en la oscuridad», dijo Semyon Rubtsov, director del grupo de búsqueda y rescate regional, en conversación con el diario Komsomolskaya Pravda.

Tere-Kholsky kozhuun

Con suerte, logró ser vista por los vecinos cuando pasó por la casa, porque ella misma no la encontraba. Ellos llamaron al personal de salud de la aldea, quienes fueron hasta la casa y constataron que su abuela murió de un ataque al corazón. No obstante, se reconoce su valor al arriesgarse así, a pesar del miedo, el hambre y el frío.

Yury Darbaa

«Simplemente caminé, caminé y llegué allí», contó Saglana a este medio.

Fue aclamada como un heroína luego de esta hazaña. Su madre, Eleonora Salchak, quien reside en otra parte de la región criando caballos, deberá enfrentar un caso penal, mientras ella fue trasladada a un centro social, donde vive ahora.

Yury Darbaa

«Ella sabía que los ancianos (abuelos) carecían de la capacidad de tomar medidas para garantizar la seguridad del niño», dijo en un comunicado de prensa las autoridades de la República de Tuvá. La madre podría enfrentar hasta un año de prisión.

Puede interesarte