Por Isidora Fuenzalida
28 diciembre, 2020

La pequeña quiere transmitir su pasión por la lectura y ayudar a los demás.

Selah Thompson, una pequeña amante de la lectura, tenía 5 años cuando notó que la mayoría de sus compañeros del jardín de infantes no sabían leer.

La niña, que ahora tiene 8 años, decidió ayudar a sus amigos y, junto a sus padres, creó el Proyecto de Alfabetización de Lectores Potenciados. Quiere que sus pares amen la lectura al igual que ella.

Instagram

Actualmente, Selah ha publicado dos libros para niños y además, tiene una organización sin fines de lucro, la cual tiene como objetivo principal luchar contra el analfabetismo funcional y disminuir la población carcelaria juvenil.

Khalil y Nicole Thompson, los padres de la pequeña, escucharon las preocupaciones de su hija y decidieron hacer algo al respecto. Investigaron acerca del tema y descubrieron que el 85% de los niños en el sistema de prisiones juveniles son analfabetos funcionales.

“Las estadísticas dicen que algunas prisiones pronostican el número de celdas que van a construir en el futuro basándose en los resultados de los exámenes de lectura de tercer grado”.

–aseguró Khalil a My Modern Met–

Instagram

La familia encontró el principal problema de por qué los niños no leen. La causa es que no se sienten representados con la lectura, no se encuentran reflejados en las páginas de los libros y los personajes no se parecen a ellos.

Ante esta problemática, Selah decidió escribir su propio libro con un personaje principal similar a ella. La protagonista del libro compartía sus mismos intereses y el sentido de la aventura. En noviembre de 2019, el primer libro de la pequeña, “Penélope la Princesa Pirata”, fue publicado, y su secuela acaba de salir en diciembre de 2020.

Instagram

“Hay tanta inspiración detrás del hecho de que sea una niña la que escribió esta historia y se le ocurrió esto. “Ustedes [los niños] pueden reclamar su historia, hacer su propia historia, y hacer todas las cosas que los adultos pueden hacer a una edad temprana y deben saber realmente que tienen poder en su voz e ideas”.

–dijo Khalil, el padre de la niña escritora–

La familia de Selah está orgullosa de la motivación que tiene la pequeña por ayudar a los demás niños. Su pasión por la lectura quiere que se transmita a través de su libro y de su organización. Quieren ayudar a que la lectura sea parte del día a día de los jóvenes y así, tener un futuro mejor.

Puede interesarte