Por Cristofer García
4 junio, 2020

Su madre ha sido su fortaleza en estos tiempos. Solo ella le ha hecho entender que no es la culpable, sino las malas personas que la atacan. Le da seguridad en sí misma.

Una pequeña de 9 años ha sido discriminada por su aspecto y su madre no ha parado de apoyarla en este momento tan duro. La sociedad que la rodea la ha tratado de manera cruel, solo por no cumplir con los estándares de belleza tradicionales. No tiene la culpa de nada.

Por ser un poco más gordita que el resto. Por eso no habría sido invitada a una fiesta. Y no solo eso, sino que la habrían atacado con más insultos.

Nicole O’Shea

“Ella tiene 9 años y ya aprendiendo lo que se siente tener su corazón roto por la crueldad del mundo. Ella ya sabe lo que se siente que sus compañeros comenten sobre su cuerpo, su cara, su ropa, su familia”, escribió su madre en un artículo personal en la página web Lovewhatmatters.

“La han llamado demasiado estúpida, demasiado gorda, demasiado fea, demasiado pobre, demasiado ruidosa, demasiado abrazadora, demasiado salvaje, demasiado desordenada. Ella no ha sido invitada porque no es lo suficientemente bonita, delgada, feliz, divertida y querida”, agregó.

Nicole O’Shea

Nicole O’Shea, la madre de Ella, ha utilizado este medio para desahogar todo el peso que carga sobre sus espaldas y la de su pequeña. Sin embargo, no ha parado de apoyarla y hacerle entender que quienes hacen mal son los otros y no ella.

“Esas palabras no me hacen daño porque sé que no son ciertas. Sé que es suficiente. Lo que me duele es el daño que esas palabras le hacen. Lo que me mata, es cómo ella cree más en los detractores del mundo, en lugar de en su madre, la persona que mejor la conoce. Y eso, amigos míos, es por eso que tenemos que aprender a amarnos a nosotros mismos”, afirmó.

Para Nicole el amor propio es lo principal que debe sentir una persona. Además, hacer oídos sordos a quien intente hacernos sentir mal con sus comentarios descalificativos.

Nicole O’Shea

“Estos bebés (los hijos) nos observan. Están aprendiendo a amarse a sí mismos, observando cómo nos amamos a nosotros mismos. No pueden escucharnos cuando les decimos que son suficientes porque están demasiado ocupados escuchándonos decir que no lo somos”, dijo Nicole, como recomendación a los padres a dar un buen ejemplo a sus pequeños.

“Prometo borrar el odio a mí misma de mi vida. Prometo aprender a apreciar quién y qué soy sin excepción. Me amaré porque amarme es la única forma en que puedo enseñarle a amarse”, comentó.

Unsplash

“Si esto te golpea de alguna manera, sé que es porque te estás imaginando a tus propios hijos y las luchas que han visto. Soy madre de una hija y nuestra historia no es única. Es la historia de todas las madres y las hijas que están criando“, agregó.

“No estamos aquí para morar en la angustia. Estamos aquí para generar confianza y resistencia en los corazones de nuestros bebés. Con eso en mente, quiero saber de las mamás y las tías y las abuelas y los maestros, y todas las mujeres que tienen niñas pequeñas que los admiran”.

Unsplash

Para esta madre lo más importante es su hija, por quien haría todo. Por ello, no se detendrá en su proceso de formación para verla crecer como una persona correcta y segura de sí misma. Le pidió a otras madres hacer lo mismo.

“Quiero que imagines a esa pequeña mujer a la que estás ayudando a dar forma y que me prometas que en este momento vas a comenzar a amarte a ti mismo como quieres que ella se ame a sí misma”, finalizó Nicole en el texto.

Ella siempre estará para su hija, quien entiende que tiene una gran madre.

Puede interesarte