Por Felipe Costa
29 octubre, 2020

La pequeña Vitória tiene 6 años y más de 31 mil seguidores en Instagram. Lo que para muchos es un impedimento, para esta niña es una oportunidad.

Nuestra sociedad se ha acostumbrado a vivir bajo estándares de belleza durante siglos, estos cambian con el tiempo y mucho nos ha costado aprender que aquellos estándares más que hacer brillar a las personas, las puede llegar a opacar si no los cumplen.

Para alegría nuestra, hoy una de seis años nos enseña que de lo malo se puede sacar algo muy bueno, solo es necesaria la confianza interior.

Vitória – Instagram @vitoria_pipoquinha

Vitória nació con un problema de salud y eso siempre la molestó. Rose y su esposo, que viven en Nova Friburgo, en Río de Janeiro, además tienen otra hija, Alice, de 4 años. Dice que Vitória siempre la cuestionó porque no nació como su hermana. “Quería tener la mejilla como Alice (su hermana), dice Rose.

Los primeros años fueron difíciles para la familia. Rose dijo que la niña llegó al extremo de no querer mirarse en el espejo .

Vitória – Instagram @vitoria_pipoquinha

“Mi hija siempre fue una niña de mirada radiante, todos se enamoraron de su mirada. ¡Transmite fuerza mirando! Pero con el paso del tiempo, ella creció y se dio cuenta de que era diferente a las personas. Que tenía una mejilla diferente a la otra y eso le empezó a molestar, además de las miradas de la gente en la calle. La forma en que la gente le pregunta es lo que le ha hecho siempre querer ocultar el tumor. Llegó al punto de no querer mirarse al espejo”.

–Rose a Crescer

El examen prenatal no indicó problema de salud

Rose dijo que el problema de salud de Vitória no se detectó en ningún examen prenatal.

“Cuando nació nos tomó por sorpresa, no nos imaginábamos que mi hija tuviera un tumor en la cara. Los exámenes prenatales no mostraron nada. Recordarlo todavía me trae muchas lágrimas, fue uno de los peores momentos de mi vida”. 

–Rose a Crescer

Vitória – Instagram @vitoria_pipoquinha

 

Rose tardó alrededor de un mes en saber el nombre del problema de salud de su hija: hemangioma. El médico dijo que el tumor podría desaparecer con el tiempo, pero nunca sucedió. Para Rose, uno de los momentos más memorables fue durante una reunión en un parque infantil:

 “‘Mamá, no quiero entrar. Todos me miran, la última vez me llamaron nariz torcida, nariz de Pinocho, mejilla horrible. ¡Mamá, no quiero ir!’. Bajé, la miré a los ojos y le dije:’hija, mira. Todos somos diferentes, nadie es igual a nadie. Somos hermosas a nuestra manera. Así que, puedes subirte a ese juego, te divertirás. Si alguien dice algo y no quieres responder, aléjate y sigue divirtiéndote'”.

–Rose a Crescer

En ese momento la vida de Vitoria comenzó a cambiar

Vitória – Instagram @vitoria_pipoquinha

Furor en redes

La idea del perfil de Vitória surgió después de que una amiga de Rose tuviera una sesión de fotos con Vitória. Las imágenes de la niña se utilizarían en una campaña para concientizar sobre las diferencias .

Luego, el fotógrafo le preguntó a Rose por qué no hacía un perfil para Vitória. Rose creó la cuenta y comenzó a publicar fotos. Vio que habían muchos comentarios positivos, por lo que decidió mostrárselos a su hija.

Vitória – Instagram @vitoria_pipoquinha

“La gente decía lo hermosa, elegante y carismática que es. Con el tiempo se fue aceptando mejor, hoy Vitória es una apasionada de su apariencia, mucho por las innumerables personas que nos apoyan cada día“.

–Rose a Crescer

Hoy en día, a Vitória le encanta tomar fotografías y publicar en su cuenta, que es administrada por Rose. La madre dice que la hija ha cambiado positivamente y hoy está completamente aceptada. Asegura que su hija vino a este mundo a marcar la diferencia.

Puede interesarte