Por Constanza Suárez
6 agosto, 2020

Raphaël ha sacado bicicletas, scooters e incluso camas del río francés. Un pequeño con grandes objetivos.

¿Recuerdan el desafío TrashTag? Nació en las redes sociales y su objetivo era mostrar limpiezas de lugares llenos de basura. La idea era compartir el antes y después del lugar rehabilitado. Si Raphaël, un niño de 10 años, participara, de seguro se llevaría el premio.

El pequeño es un fiel fanático de una pesca muy particular, que se practica con imán y consiste en traer al muelle la chatarra que abarrota el río Sena en Francia. Ya ha limpiado cerca de 7 toneladas de basura, que incluyen somier de una cama doble, bicicletas, una escalera de 6 metros y la lista continúa. A veces su padre, Alex, lo ayuda en su dura misión.

Instagram @raf_sur_seine

Los residuos que Raphaël saca, luego son recogidos por la red de carreteras a través de la aplicación DansMaRue.

“Desde mi primera pesca, justo después de Navidad, cuando vi todo esto, me dije: ‘no es posible, tenemos que hacer algo. Pero ¿qué? Primero, recolecté la mayor cantidad de chatarra, que luego declaré a través de la aplicación DansMaRue, que permite informar artículos voluminosos que los servicios del ayuntamiento recogen y transportan al vertedero”, dijo el niño, según el portal francés Sciences Et Avenir.

Instagram @raf_sur_seine
Instagram @raf_sur_seine

Después, Raphaël abrió una cuenta en Instagram llamada @Raf_sur_seine donde publica fotografías de sus capturas y advierte sobre la contaminación, especialmente sobre esta que es “invisible”. 

“La gente a menudo piensa que fui yo quien lo metió en esto pero Raphaël está muy alerta sobre los problemas ambientales”, comentó su padre, Alex. 

Instagram @raf_sur_seine

¿Es esta una cuestión generacional de la cual Greta Thunberg es la principal influencer? Sin duda. Una referencia más inmediata para Raphaël es YouTuber ChrisDetek, quien popularizó un melocotón de un tipo muy particular entre los usuarios de Internet franceses.

Después de ver varias de estas secuencias, al joven le ofrecieron dos imanes para Navidad, uno capaz de remolcar 800 kilos y el otro dotado de un poder de atracción a 360º.

Instagram @raf_sur_seine
Instagram @raf_sur_seine

Después del eclipse de contención, las expediciones se reanudaron con más vigor: Raphaël subió del Sena en no menos de ocho bicicletas en una tarde y 5 scooters. Pesca de altura que no hubiera sido posible sin el esfuerzo de los transeúntes, encantados de participar por unos momentos en un nuevo tipo de operación de control de la contaminación.

Puede interesarte