Por Daniela Morano
4 septiembre, 2019

Quiere que tenga la despedida que se merece, cueste lo que cueste.

Daniel Crase de 10 años y su tío Brian eran los mejores amigos. En él tenía un modelo a seguir, un adulto en quien confiar más que en cualquier otra persona. No es algo que todos tengan la suerte de tener en sus vidas, por lo que cuando uno encuentra a alguien así se aferra a ellos como puede. Perderlos es aún más duro, pues dejan un vacío casi imposible de llenar.

Brian, de Oklahoma, Estados Unidos, se aseguraba de pasar todo el tiempo posible con su querido sobrino. Sin embargo hace poco falleció debido a un inesperado ataque al corazón, y su sorpresiva muerte dejó a Daniel sin su más cercano confidente.

KFSM Fort Smith
KFSM Fort Smith

Este no tenía seguro de salud, por lo que los gastos relacionados a su funeral recayeron sobre su familia. Necesitaban alrededor de $5 mil dólares, una suma difícil de pagar para cualquier familia promedio. Algunos no alcanzan ni a ganar esa cantidad de dinero en un año, así que Crase decidió que haría lo que pudiese para darle un funeral digno a su tío.

Daniel le dijo a su abuela, quien ha sido como una madre para él, que recaudaría fondos vendiendo sus juguetes. Para ella la idea era maravillosa pero no tenía idea de cómo lograría reunir esa cantidad de dinero.

KFSM Fort Smith
KFSM Fort Smith

Aunque vender sus juguetes no funcionó como esperaba, Daniel estaba decidido a lograrlo. Le pidió que lo llevara a la estación de bencina donde espera todos los días vender lo suficiente como para pagar el funeral.

Hasta ahora a logrado reunir $400 dólares… le queda un largo camino por delante.

Puede interesarte