Por Felipe Costa
9 diciembre, 2020

Mateo, de Bolivia, subió un video a Facebook explicando que quería volver a ver a su madre caminar. Habían intentado todo, hasta vender ropa usada. Solo quedaban los dibujos del niño, lo cuales se hicieron virales gracias a las redes sociales. El apoyo que necesitaban llegó.

Se acerca Navidad y siendo una fecha tan especial, más aún para los niños, aún así existen familias que deben luchar por solucionar sus problemas personales, que en muchos casos se transforman en un balde de agua fría si se trata de estar en juego la vida de una madre, un hijo, un abuelo. Pues bastante preocupado estaba niño de 12 años, cuya familia no tenía el dinero suficiente para operar a su madre, de una cirugía de vital importancia.

Facebook

Mateo Nemer Pérez es un joven boliviano que recientemente volvió viral su caso al publicar un video en Facebook anunciando que ponía en venta sus dibujos para pagarle la cirugía de cadera a su madre.

El emotivo video de un minuto superó las 2 millones de reproducciones, donde ofrecía sus caricaturas hechas completamente a mano a un valor de 10 pesos bolivianos.

Facebook

La madre de Mateo, Edith, tiene 24 años y viene arrastrando un estado de salud sumamente deteriorado y la operación necesaria es para un cambio de prótesis de su caminador ortopédico, el que afirma, por negligencias médicas su instalación le ha producidos graves daños a la salud, al punto que el aparato que debería ayudarla a caminar se lo está impidiendo.

Mateo entonces juntó su talento y pensó que en las redes sociales encontraría ayuda. No se equivocó. Ofreció sus dibujos explicando la urgencia de su situación y que por lo mismo haría las caricaturas necesarias para juntar el dinero.

“Estoy ofreciendo mis dibujos para ayudar a mi mamá a operarse, mi papá murió y solo estamos mi abuela, mi tía y yo. Quiero ayudarla, ella está sufriendo, le duele su pierna y no puede caminar, necesita una prótesis de cadera”

–Mateo en Facebook

El anhelo de Mateo era pasar su cumpleaños, este 10 de diciembre al lado de su madre, sabiendo que sería operada, para su sorpresa así fue. Enseguida el niño de 12 años comenzó a recibir donaciones y gente de todas partes del mundo deseando comprarle sus dibujos, Bolivia, Estados Unidos, México, Europa.

La familia nunca pensó que el mensaje llegaría a tantas personas, es más, esta era la última idea en medio del desespero, ya que ni vender ropa usada les funcionó.

Facebook

“Estoy muy agradecida con Dios y la gente que me apoyó. Ahora que tengo el dinero me siento nerviosa, pero afortunada de lograrlo. Tengo las manos puestas en Dios, espero recuperarme para poder trabajar y apoyar a mi hijo”.

–Edith a EL TIEMPO

Ahora, solo hará falta que Mateo haga el envío de los dibujos y pueda celebrar cumpleaños y Navidad tranquilo,  feliz de que su acto de nobleza le permitirá a su madre volver a caminar.

Puede interesarte