Por Camilo Morales
14 septiembre, 2021

El pequeño David no quería ver a su pueblo en llamas, por lo que se acercó al voluntario Lucas Vinicius, de 26 años y se puso manos a la obra. “Sentí una gran emoción al ver eso”, dijo el bombero.

Los incendios forestales son una de las principales amenazas a las que están expuestas las especies ancestrales de distintas zonas del mundo, junto con las propiedades de las personas y los animales que habitan esos lugares.

Eso se torna aún más peligroso cuando hay asentamientos humanos y residencias, ya que las vidas humanas pueden correr peligro entre el humo, el fuego y las altas temperaturas que se generan por las llamas.

Pixabay

Un incendio de este tipo ocurrió en la región de Pantanal, Brasil, en donde un pequeño de tan solo 5 años fue protagonista y se vistió de héroe. Se trata de David, quien vio cómo las llamas acechaban la colonia de pescadores en la que él vivía, según informó Globo.

El testigo de eso fue el bombero de 26 años, Lucas Vinicius, quien llegó junto a otros brigadistas a la zona para extinguir las llamas. Según explicó el voluntario, el niño “cogió el balde y fue hasta nosotros para hablarnos. Un niño de tan solo 5 años. Yo estaba allí, ayudando a su padre, combatiendo los incendios para no llegar a su casa“.

Corpo de Bombeiros Pantanal

Lucas agregó que David “no se detuvo” y comenzó a tirar agua con su balde. “Habló sobre la escuela, sobre el trabajo (…) Sentí una gran emoción al ver eso y pude disimular el llanto por el humo que había allí“, contó.

El niño no quería que su comunidad sufriera con las llamas, por lo que comenzó a ayudar a los bomberos, a pesar de su corta edad. “Aquí hay varias familias, varias colonias, un lugar que no tiene energía y tiene agua solo de un pozo“, detalló el voluntario.

Pixabay

Los bomberos que llegaron hasta Pantanal tuvieron que estar tres días combatiendo el fuego, que no cesaba. Finalmente pudieron apagar las llamas con la ayuda de David, quien junto a sus amigos siempre han visto como héroes a los bomberos.

Corpo de Bombeiros Pantanal

El teniente coronel, Leandro Moura, explicó que a ellos “les gusta mucho el cuartel, siempre dan la mano y saludan a los vehículos“. Además, recalcó que el gesto del niño fue algo que “le dio ánimo” al equipo para seguir trabajando y salvar a las personas del lugar.

Puede interesarte