Por Constanza Suárez
29 noviembre, 2018

“Señor cartero, ¿puede llevar esto al cielo para el cumpleaños de mi papá? Gracias”, escribió el pequeño Jase. El servicio postal le respondió.

Perder a uno de tus padres siendo un niño es duro. No se está preparado para eso, aún eres un pequeño indefenso, que entiende muy poco de la lógica de la vida. Cuando mi padre falleció, tenía 10 y pensé que algún día volvería, pero tuvieron que pasar años para darme cuenta que jamás pasaría. Desde entonces he buscado formas de sentir que sigue conmigo, aunque no de forma física.

Lo mismo hizo el pequeño Jase, de tan solo siete, que hace cuatro perdió a su padre y junto a su hermana se ha  esforzado por mantener vivo su recuerdo. Este año, quiso enviarle una tarjeta de cumpleaños a su padre, pero se dio cuenta de que necesitaría algo de ayuda para que la recibiera.

En el sobre, el pequeño escribió: “Señor cartero, ¿puede llevar esto al cielo para el cumpleaños de mi papá?” Gracias”.

Facebook/Teri Copland

Probablemente el niño solo esperaba que su padre supiera de alguna forma lo que sentía, pero jamás que el cartero se preocuparía de que fuese efectivo y de hacérselo saber. Desde la compañía Royal Mail recibió una carta, de Sean Milligan que decía:

Facebook/Teri Copland

“Querido Jase: Cuando hemos llevado tu carta, nos hemos dado cuenta de varias cosas, así que he querido ponerme en contacto contigo para decirte que hemos entregado la carta a tu padre en el cielo con éxito. Esquivar las estrellas y los otros objetos galácticos que nos hemos encontrado en la ruta hacia el cielo ha sido todo un desafío.

Puedes estar seguro de que este envío tan especial ha llegado correctamente. La prioridad de Royal Mail es hacerle llegar los envíos correctamente a nuestros clientes y sé lo importante que es esta carta para ti. Seguiré haciendo todo lo posible por hacer llegar correctamente los envíos al cielo”.

Facebook/Teri Copland

La madre del niño, Teri Copland, compartió la historia en su cuenta de Facebook, donde escribió:

“Hace unas semanas, mi hijo de siete años envió esta tarjeta a su padre en el cielo y hoy recibió una encantadora respuesta del cartero. No puedo decir lo emocionado que está sabiendo que su padre recibió su tarjeta. No tenías por qué haberlo hecho, podías haberlo ignorado, pero el hecho de que hayas hecho el esfuerzo por un niño pequeño que nunca has conocido es algo tan encantador que Royal Mail acaba de restaurar mi fe en la humanidad y gracias, sinceramente es todo para él. Gracias y feliz Navidad”.

Facebook/Teri Copland

¿Acaso no es la historia más adorable?

Puede interesarte