Por Daniela Morano
20 febrero, 2019

Su sueño es convertirse en uno de ellos y ese día se sintió parte del grupo.

Summer Aldridge tiene dos hijos, y como se portan bien, de vez en cuando decide premiarlos por eso. Para la Navidad pasada, decidió que les dejaría escoger uno de sus regalos. Junto a su hijo Dawson fueron al supermercado Walmart en Rosenberg, Texas, donde tendría muchas opciones de regalo. Asumió que querría algo pequeño o quizás un chocolate.

Sin embargo cuando terminaron de comprar las cosas necesarias, Dawson tenía decidido qué haría con los $5 dólares que su mamá le había regalado. Caminó hacia el pasillo de los dulces y tomó cinco paquetes de Tic Tacs entre sus manos.

Facebook Summer Aldridge

Aldridge sabía que esos no eran los favorito de su hijo, por lo que no entendía su decisión. Fue entonces cuando el pequeño apunto hacia un lugar, y ahí su mamá vio a un grupo de bomberos. Los dulces eran para ellos. Quería darles algo por su trabajo, y sólo se le ocurrieron unos dulces.

Facebook Summer Aldridge
Facebook Summer Aldridge

Antes de ir donde ellos, le tomó una foto con sus manos llenas de Tic Tacs y luego otra junto a los agradecidos hombres. Estaban muy contentos, y cada uno de ellos abrazó a Dawson para agradecerle su honesto gesto.

Su hijo luego les dijo que su sueño también era convertirse en bombero. Ellos le dijeron que debía rellenar un formulario y listo. Dawson se convirtió en bombero por un día, y para su mamá el regalo más grande es saber que tiene un hijo tan sincero y puro.

Facebook Summer Aldridge
Facebook Summer Aldridge
Facebook Summer Aldridge

“No es nuestro trabajo enseñarle a nuestros niños a ser fuertes frente a este mundo cruel y sin corazón. Nuestro trabajo es criar niños que hagan de este mundo uno menos cruel”, concluyó.

Puede interesarte