Por Constanza Suárez
6 septiembre, 2019

Chase Neyland-Square, de 13 años, además pone artículos de limpieza personal y útiles escolares en su armario y cualquiera puede sacar. Quiso ayudar a los menos «afortunados».

Con tan solo 13 años Chase Neyland-Square dio clases de generosidad y buen corazón. Vio que algunos de sus compañeros en la escuela Intermedia Port Allen, Louisiana, Estados Unidos en no tenían la suerte de lucir ropa bonita todo el tiempo, así que creó un armario para que todos puedan sacar ropa. 

Quería ayudar a sus compañeros que no son tan «afortunados» como él y su familia.

WAFB 9News

Él mismo se ocupa del armario, llamado PAM’s Pantry, reuniendo chaquetas, zapatos, productos de higiene y útiles escolares antes de que su director los entregue a quienes lo necesiten.

El armario está lleno de ropa que cuelga de dos estantes, con más bolsas colocadas a lo largo de las paredes, según consignó WAFB 9News. 

Jessica Major

“Sé que todos no tienen cosas y tengo la suerte de tener cosas que otras personas no tienen, ¿cómo me sentiría en esa situación?”, reflexionó el pequeño. 

“Había una familia de Port Allen que sufrió un incendio, así que entraron y consiguieron un armario completamente nuevo lleno de ropa”, contó. 

Chase le dijo a Good Morning America que su parte «favorita» de ayudar con la despensa es conseguir ropa y «ordenarla» para dársela a varias personas. «Me hace sentir bien porque sé que puedo hacer una diferencia en mi escuela», explicó.

Jessica Major

El niño organiza los artículos mientras la directora de la escuela y su secretaria distribuyen discretamente los artículos a quienes los necesitan. 

El espíritu comunitario del niño de 13 años tampoco se detiene en su escuela. Su madre, Amanda Square, dijo que Chase también organizó cenas para personas mayores, además de donar 700 pares de calcetines para personas sin hogar. 

Amanda Square

El joven dijo que tiene un «corazón para dar» y que le gustaría mejorar su proyecto agregando más zapatos.

 

 

 

Puede interesarte