Por Cristofer García
6 julio, 2021

Lucas solía caminar por las calles de Guaiçara, en Sao Paulo, Brasil, con un carrito de mercado lleno de material para reciclar. Por fortuna, unas personas solidarias lo ayudarán con sus gastos para que estudie nuevamente.

Quienes tienen claro que quieren lograr algo en la vida no les importa tener que atravesar innumerables obstáculos, porque saben bien que el esfuerzo será recompensado. Un pequeño de Guaiçara, en Sao Paulo, Brasil, vio cómo su duro trabajo ya rindió frutos.

Lucas es un niño que rondaba por el barrio Santos Dumont con un carrito de mercado el cual llenaba con desechos para luego ser reciclados. Este trabajo de recolector, aunque era fuerte, le servía como alternativa para conseguir dinero.

Unsplash (foto referencial)

Afortunadamente, el caso de este chiquillo llegó a oídos de personales nobles y recibió una donación de útiles escolares para que pueda retomar los estudios, debido a que no iba a la escuela por falta de materiales.

Así lo relató la cuenta en Facebook J Serafim Show, la cual compartió la historia. “Mi amigo Silvio y yo estábamos desayunando en mi oficina aquí en el Barrio Santos Dumont, cuando Lucas y su tía, residentes de Guaiçara, nos llamaron la atención”, escribió la cuenta en una publicación.

J Serafim Show

Lucas estaba empujando el carrito de reciclaje acompañado de su tía y les ofrecemos leche con pan, ellos en la humildad aceptaron y le pedimos a él y su tía que entraran y se sentara en la mesa junto con nosotros. Silvio le preguntó a Lucas si estudiaba, dijo que no iba y que por cierto hoy sería su primer día de clase, pues no tenía material escolar”, añadió.

Al venir de un hogar humilde, los padres de Lucas no tenían dinero para costear sus gastos educativos, por lo cual el chiquillo se dedicaba a trabajar. “Silvio le regaló una bicicleta y le vamos a comprar el material escolar para que pueda mañana volver a la escuela”, dijo.

Además, estas personas gentiles quieren ayudar a Lucas con un problema de salud. Luego de haber sido atropellado por un vehículo quedó con dolores de cabeza, por lo cual pagarán una revisión y tratamientos médicos que necesite.

J Serafim Show

“Realmente en el poco tiempo que conversamos con Lucas y su tía conocemos algo de la vida sufrida de este chico. Muchas veces nos quejamos y está ahí en nuestra cara la difícil situación de la vida de Lucas donde sus padres no tienen las condiciones financieras de comprar un cuaderno y un lápiz”, reflexionó.

Ahora Lucas recibe un poco de ayuda para volver a estudiar, pero ya conoce que los esfuerzos dan buenos resultados.

Puede interesarte