Por Alejandro Basulto
26 agosto, 2021

El pequeño británico, Blake, había perdido a su perezoso morada Slothy en un parque de diversiones, no creyendo después, cuando ya se habían dado por vencidos con su mamá, que llegaría junto a varios regalos.

Será triste para muchas familias y por sobre todo para los niños que integran estas, pero es bastante común que a lo más pequeños del hogar se les pierdan sus juguetes después de pasar un día en un parque de diversiones. Algo que tuvo que vivir la británica Helen Lupton con su hijo Blake, cuando los dos pasaron una divertida y linda jornada en Pleasureland Amusements en Whitby. Ya que a este niño extravió un peluche de perezoso morado llamado Slothy, que era nada menos que su juguete preferido.

Family Lowdown Tips and Ideas / Facebook

Apenas se dio cuenta en el día siguiente, que su hijo había perdido su peluche favorito, Helen rápidamente se puso en contacto con los trabajadores de este parque de diversiones, para preguntar si habían encontrado a este Slothy, quienes lamentablemente, en ese momento le respondieron que no habían dado con él. Sin embargo, tiempo después, su sorpresa no pudo ser más cuando descubrió que habían hallado a Slothy, y justo cuando se iba a ofrecer a pagar los gastos del envío, este juguete apareció en la puerta de su casa junto varias sorpresas.

Family Lowdown Tips and Ideas / Facebook

“Al día siguiente les envié un mensaje sin suerte, nada entregado o en la caja de objetos perdidos y encontrados. Así que perdimos la esperanza de encontrarlo. Y le dije a Blake que Slothy se lo había pasado tan bien en Whitby que decidió quedarse un poco más. . Los ojos de Blake se llenaron de lágrimas y me sentí fatal”

– escribió Helen Lupton en una publicación en el grupo Family Lowdown Tips and Ideas

Family Lowdown Tips and Ideas / Facebook

El perezoso morado Slothy no solo llegó hasta su casa, luego de un largo viaje, sino que además vino acompañado con unos llaveros, varios paquetes de dulces, otro peluche y una carta conmovedora que iba expresamente dirigida al pequeño Blake. No está demás decir, que en ese instante, el hijo de Helen, mamá que por cierto incluso había empezado a buscarle un reemplazante, no podía ser más feliz.

“Hola, pensamos que Pablo (como lo llamábamos antes de saber que era Slothy) se asustaría durante su viaje, así que lo enviamos con un amigo y algunos bocadillos para compartir contigo cuando regresara. Hogar sano y salvo. Para que no se aburriera, le pusimos un poco de nerviosismo. Esperamos que Slothy (Pablo) se mantenga a salvo en el futuro. Saludos de The Tuby Family y Pleasureland Amusements Team”

– decía la nota

Family Lowdown Tips and Ideas / Facebook

Además, el equipo de este parque de diversiones, le envió un mensaje aparte a Helen, en el que le decían que no se preocupara por los gastos de envío. “Todos hemos sido niños con un amigo como Slothy y todos sabemos lo importantes que son para un niño (…) Así que fue bueno que ambos volvieran a estar juntos… es bueno ver que su hijo está tan feliz de tenerlo de regreso”, leyó esta madre en la misiva. Mientras Blake volvió a abrazar contento a su Slothy.

“Creemos que este fue un gesto tan asombroso y amable que nos sorprendió. Hicieron un gran esfuerzo para devolverle a Slothy y a un costo para ellos mismos (…) Muchas veces escuchamos malas noticias, pero esto seguramente alegrará tu día y te hará pensar que hay gente buena, honesta, amable y generosa”

– contó Helen

Family Lowdown Tips and Ideas / Facebook

Un gesto gigantescamente bondadoso, en el que los trabajadores de este parque de diversiones comprendieron perfectamente los sentimientos que puede tener un niño por su juguete. Así como también lo preocupada que puede estar una madre cuando su hijo no está feliz.

 

Puede interesarte