Por Cristofer García
14 febrero, 2021

Lucca todavía ve a su hermano, quien murió de leucemia. “¡Miwo viene y juega conmigo, y ahora puede gatear!”, le contó el pequeño a su madre.

Despedirse de un familiar cercano para siempre es un momento sumamente difícil. Sin embargo, ellos nos siguen acompañando aún después de la muerte, porque viven en nuestras mentes y corazones. Por eso Lucca sigue viendo a su hermanito y jugando con él, como si nunca hubiera partido a mejor vida.

La madre de ambos, Kassady Bingham, relató que el pequeño entró muy emocionado a su habitación para contarle algo muy importante: seguían jugando juntos como los tiernos hermanos que son. Para él Milo nunca se fue y siempre están juntos.

Kassady Bingham

“Hace un par de semanas, entró en mi habitación y dijo: ¡Mamá! ¡Pausa tu show, tengo que decirte un secreto rápido!”, le dijo el pequeño. “¡Miwo viene y juega conmigo, y ahora puede gatear!”, le confesó a su madre.⁣

Kassady Bingham

Antes Lucca le había dicho a su padre que Miwo, como le dice en tono de cariño a su hermanito menor, que no había muerto sino que jugaba con él. Tal parece que para este niño la conexión con su hermano es tan fuerte que aún lo siente vivo.

Kassady Bingham

El pequeño fue diagnosticado con leucemia a muy temprana edad y solo logró sobrevivir poco más de 1 año, hasta morir el pasado 23 de febrero de 2020, según indica DailyMail. Sin embargo, la familia para nada lo olvida y siempre lo sienten presente.

“Milo fue a su casa con Jesús esta mañana. No perdió su batalla, ganó la mayor recompensa; curación celestial. Nunca he sentido un dolor como este. Estoy demasiado desconsolado para decir algo más. Gracias a todos por su amor y apoyo”, comentó su madre en ese momento.

Kassady Bingham

Kassady también ha compartido distintas fotografías en sus redes sociales con sus pequeños, haciendo vivir la memoria del chiquillo. En una de las publicaciones se puede ver a Lucca dándole un último beso a su hermano en la frente, antes de despedirse para siempre. Ella celebra cada mes que el bebé cumpliría para así no olvidarlo nunca.

Con esa misma sonrisa, él vive en sus corazones.

Kassady Bingham

Aunque el dolor se apodera de la familia en estos momentos tan fuertes, ellos encuentran fortaleza en que el pequeño los acompaña de manera espiritual.

Puede interesarte