Por Valentina Miranda
2 agosto, 2022

Un pequeño dio sus primeros pasos con el apoyo de su fisioterapeuta, Lidia Prada en el Hospital Clínico de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (Brasil). Tras varios intentos, logró ponerse de pie y dieron un paseo por los pasillos, celebrándolo con un abrazo.

Hay accidentes en la vida que marcan a las personas por las heridas que dejan, como si quisieran ser un impedimento para continuar y salir adelante, pero con apoyo y ayuda constante todo se vuelve posible, demostrando que no hay nada que pueda detenerlas.

La cantidad de historias que hay en los hospitales son muchas, donde cada paciente tiene algo por contar, superar e inspirar con su ejemplo, sobre todo si se trata de niños.

Instagram: hcribeirao

El Hospital Clínico de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (Brasil) ha compartido en Instagram una de las admirables historias que tiene por contar, en la que un niño es el protagonista.

El pequeño paciente ha estado internado en la Unidad de Quemados después de haber sufrido un grave accidente con alcohol, en el que su piel y cuerpo se vieron muy afectados. Desde que fue ingresado al hospital, todo el equipo médico, entre ellos la fisioterapeuta Lidia Prada, se han esforzado por ayudarlo a recuperarse de a poco.

Instagram: hcribeirao

Muchos de ellos creyeron que sus probabilidades de perder la vida eran altas, pero no se rindieron. El paciente tuvo que pasar más de 30 días hospitalizado, donde recibió varios injertos y cirugías como transplante de piel, y gracias al esfuerzo profesional han habido grandes avances en su caso. Cada paso se celebraba con mucha emoción, comentó el hospital en Instagram.

Así mismo lo observó Jessica Daher, enfermera jefe de la unidad, cuando vio al pequeño dando sus primeros pasos para aprender a caminar nuevamente.

Instagram: hcribeirao

Con ayuda de Lidia, el niño mantuvo el equilibrio hasta sentirse lo suficientemente seguro como para ponerse de pie, un logro que hizo sonreír a su fisioterapeuta como se ve en las imágenes. Ambos dieron un paseo que ha dejado al pequeño como un triunfador ante esta adversidad.

Aunque aún falta por terminar esta lucha, no deja de ser una importante señal. “Su abrazo con la fisioterapeuta tras el paseo es la estampa de la victoria, dijo el hospital en Instagram.

El pequeño irá por más logros de la mano de Lidia y todo el equipo que le ayuda a recuperarse.

Puede interesarte