Por Alejandro Basulto
4 septiembre, 2019

A pesar de unos primeros pronósticos poco alentadores, los médicos creen que el pequeño Teddy estará pronto hablando e irá a la escuela a los 4 años.

El simpático Teddy Shotter, un niño de 1 año, y que reside en Portsmouth, junto a su padre Ben y a su madre Beth, nació con una discapacidad con la que muchos amantes del rock, melodías clásicas y otros estilos musicales, no podrían soportar tener. Nació con sordera, sin poder escuchar ningún sonido, ni siquiera el «te adoro» de sus queridos padres. Y ante esta situación, ellos sin pensarlo actuaron y se movieron por todos lados para hallar una manera en que pudieran permitir que su hijo les escuche.

Kennedy News and Media

Beth Shotter realmente estaba desconsolada cuando supo que su hijo recién nacido no podía ni escuchar siquiera sonidos simples. Su genética lo había condicionado a tener una partición entre su cerebro y su cóclea, esta última, porción del oído interno que es la encargada de recibir el sonido en forma de vibraciones, y que en el caso de Teddy, no se encontraba lo suficientemente desarrollada.

Kennedy News and Media

Por eso a Teddy, a las seis semanas le pusieron audífonos para que pudiera oír, pero no fueron lo suficientemente potentes, para que pudiera escuchar. Por lo que sus padres continuaron con la colocación de implantes cocleares, que básicamente conectan un micrófono directamente con el cerebro, para recrear de esa manera la audición. Y si bien la implantación de estos suele ser sencilla, la condición del pequeño de 23 meses significada una atención adicional, cuando se empezó a filtrar liquido de su cerebro durante una cirugía.

Kennedy News and Media

De hecho, durante la operación se habló que el pequeño Teddy tenía una alta probabilidad de contraer meningitis, pero tras su hospitalización, estaba perfectamente sano. Y ahora tiene la capacidad auditiva de un bebé recién nacido. Y hasta le encanta la música.

 «Cuando apagamos la música, se detenía y lloraba porque quería que volviera a sonar. Obviamente le gusta la música como a sus padres»

–  dijo Beth a Daily mail.

Kennedy News and Media

Hace poco sus padres subieron el video de Teddy cuando por primera vez escuchó música y su rostro de felicidad lo dice todo. Se balanceó de lado a lado, acercó su oído a los altavoces del aparato musical y empezó a bailar. Poco a poco fue desarrollando sus capacidades auditivas, junto con su nueva pasión: la música.

A continuación el video

Puede interesarte