Por Diego Aspillaga
24 julio, 2020

Jake Kepplen se dirigió al hospital por última vez sin saber que a su salida lo estaría esperando un espectacular auto deportivo para llevarlo a pasear y disfrutar de su merecida victoria sobre la mortal enfermedad.

Era la fecha que Jake Kleppen y toda su familia esperaban con ansias.

Luego de años luchando contra un agresivo cáncer que amenazó con terminar con su vida en varias ocasiones, el pequeño había logrado vencer a la terrible enfermedad y el día de su último tratamiento de quimioterapia había llegado.

WSVN

Con nuevas energías, optimismo y sabiendo que ahora podría seguir su vida como un niño normal, este pequeño se dirigió al hospital por última vez para poner fin a una de las etapas más oscuras de su vida.

Lo que él no sabía era que un grupo de personas le había preparado una hermosa sorpresa para conmemorar esta importante ocasión.

WSVN

La Fundación Mystic Force se asoció con Ride2Revive para hacer realidad el deseo de Jake de estar en un automóvil exótico y lo esperaron afuera del hospital con un espectacular Lamborghini amarillo que lo llevaría por un paseo por las paradisíacas playas de Miami, en Florida (Estados Unidos).

«Me siento muy bien ahora», dijo Jake. «Me siento genial. No más quimioterapia, no más enfermedades», dijo el niño a las cámaras de WSVN mientras sus ojos se fijaban en el auto deportivo que lo esperaba para su esperada «vuelta de la victoria».

WSVN

«Fue una experiencia absolutamente increíble para mi hijo en medio de su tratamiento contra el cáncer», dijo al respecto Marisel Jarrin, madre del pequeño Jake. «Esto fue una delicia, y estamos muy agradecidos».

«La gente no se da cuenta de cuánto pasan estos niños y cuánto sufren, así que realmente tratamos de brindarles alegría y felicidad tanto como sea posible», dijo la portavoz de la Fundación Fuerza Mística, Sylvia Domínguez Vanni.

WSVN

Para agregar a la diversión, la policía de North Miami también le permitió a Jake viajar en su crucero policial dorado de cáncer infantil.

Este día ya era uno de los más felices para Jake, pero el hermoso gesto que hicieron posible estas fundaciones transformaron este gran día en uno que será simplemente inolvidable.

Puede interesarte