Por Upsocl
3 septiembre, 2020

Aunque fuera un auto de 1999, sabía que le serviría a su mamá.

Aunque la gran mayoría de los adolescentes viven ensimismados y solo se preocupan de pasarlo bien ellos, hay algunos que también se preocupan por el resto y quieren ayudar si ven que pueden hacerlo.

Tal como sucedió con William Preston, un chico de 13 años que suele hacer algunos trabajos de jardinería y de casa para las personas de su comunidad y así ganar algo de dinero extra para ayudar a su madre, quien tiene tres hijos, tres perros y encima es soltera. O sea, el único ingreso fijo del hogar es el de ella.

Y para peor, como no tenía auto, solía trasladarse hacia todos lados caminando.

Sin embargo, todo cambió cuando el chico se lo propuso. Tenía claro que quería cambiar la situación de su mamá y trabajaría por ello.

“Vi en YouTube videos donde la gente le consigue un auto a su mamá y luego la sorprenden con eso”, dijo William Preston. “Yo quería hacerlo”.

Facebook @Krystal June Preston

Entonces, todo parecía impulsarlo a que resultara. Un día mientras navegaba por Facebook, el chico notó que alguien vendía un Chevrolet Metro 1999 y no dudó en escribirle. Estaba tan barato, que se atrevió a ofrecerle hacer un intercambio: su Xbox por el auto.

“Al principio ella dijo que no, y luego lo pensó, y luego dijo que sí”, contó William sobre la conversación que tuvo con la vendedora.

Y en cuanto le contó a su mamá lo que había hecho, ella evidentemente no le creyó. Al menos no hasta que la propietaria del auto apareció en la puerta de su casa para recogerlos y mostrarles el vehículo que habían comprado.

Facebook @Krystal June Preston

“Qué niño de 13 años sabes que le compra un auto a su mamá, no conozco a nadie, nunca he oído hablar de ninguno”, Krystal Dijo Preston. “Ni siquiera puedo expresarlo, como si no hubiera palabras que puedan expresar mi gratitud y lo orgullosa que estoy” dijo la emocionada madre a través de redes sociales.

Mira aquí la publicación original:

Facebook @Krystal June Preston

“No tengo palabras en este momento que puedan expresar cómo me siento en este momento. Estoy en completo shock… Las últimas dos semanas, literalmente han estado llenas de lágrimas, ira, confusión y dolor de corazón. Hoy tengo el shock de mi vida…

Como algunos de ustedes pueden conocer a mi hijo William, que es una máquina para cortar el césped, limpiar el jardín y hacer dinero. Bueno, mi hijo tenía un trabajo hoy que tenía que hacer, así que le permití que lo hiciera como en cualquier otro momento. Bueno, esta vez fue diferente. Muy diferente.
William vino a casa y dijo: “Mamá te compré un carro”. Yo, por supuesto, me reí y le dije: “Sí… claro!”. Dijo: “No, mamá, estoy hablando en serio. Te compré un auto. Vamos, tenemos que irnos”.

Estoy en este punto confundida y escéptica y dije “¿vamos?”. Dijo “con esta señora”.

Y para mi sorpresa, entro en mi jardín y Oh Dios Mío, hay una mujer parada allí y, como William dijo, nos iba a dar una vuelta. William salta en el auto así que estoy como “ok?? Esto es algún tipo de broma”. Nadie habla realmente, así que… todavía estoy pensando que es una broma. Nos detuvimos en una casa y William dice: “Mamá, ese es tu auto”.

Realmente quedé en shock. Comencé a dar vuelta los ojos… Estoy sin palabras, mi hijo de 13 años me compró un auto. Él hizo un trabajo para esta mujer y ese fue su pago. Y aquí pensé que era una broma… No, me entregaron las llaves y los papeles del auto y me estoy volviendo loca, pero en shock como Oh Dios Mío, esto está sucediendo ahora mismo. Así que nos metimos en el coche y nos fuimos.

Estoy muy orgullosa de mi hijo. Él es un niño tan bueno. Puede que tenga sus días, pero Dios mío, qué niño de 13 años sabes que le compra un auto a su madre… William, te amo hijo y gracias. Tienes un corazón tan grande y te amo…”

No hay dudas de que crió a un chico muy amable y preocupado.

Puede interesarte