Por Cristofer García
1 diciembre, 2020

“Entregamos más de 16 pares de zapatos nuevos a los niños de la calle que se ganan la vida arduamente limpiando autos y parabrisas”, dijo el músico Maurox.

Las calles muchas veces esconden el esfuerzo y sufrimiento de quienes salen cada día a ganar unas pocas monedas para comer. Aquellos que quedaron sin hogar que caminan kilómetros descalzos, sucios y con el estómago vacío, pero con sin intención de rendirse. Ellos también merecen una mano amiga.

Por las veredas de Caracas, capital de Venezuela, es común ver a estos jóvenes haciendo cualquier tipo de trabajo para que les den algo de dinero. Por ello, un grupo de personas solidarias decidieron apoyarlos con una pequeña ayuda.

Samuel Pulgar Villanueva
Samuel Pulgar Villanueva

En un trabajo de ayuda social, llevado adelante por el músico conocido como Maurox, el fotógrafo Samuel Pulgar Villanueva y otros activistas, fueron hasta la parroquia La Candelaria, El Recreo San Bernardino del municipio Libertador, para donar pares de zapatos a estos chiquillos sin hogar que frecuentan estas zonas.

Samuel Pulgar Villanueva
Samuel Pulgar Villanueva

Uno de los principales oficios que realizan estos jóvenes es limpiar los parabrisas de los vehículos cuando los semáforos están en rojo. Esos se han vuelto sus puntos estratégicos para trabajar, por eso no fue difícil encontrarlos.

Samuel Pulgar Villanueva
Samuel Pulgar Villanueva

“Entregamos más de 16 pares de zapatos nuevos a los niños de la calle que se ganan la vida arduamente limpiando autos y parabrisas en las calles de Caracas“, escribió Maurox en una publicación en su cuenta en la red social Instagram.

Samuel Pulgar Villanueva

“Llegas a un punto en tu vida donde te detienes a ver las cosas que lograste con tanto esfuerzo y piensas en aquellos que hacen lo mismo día a día, y es cuando dices ¿por qué no compartir? ¿Por qué no regalarle así sea un buen día a una persona? Demostrarles que estamos para ayudar”, comentó el cantante en otra publicación.

Samuel Pulgar Villanueva

En las fotografías capturadas por Samuel Pulgar, se puede ver la alegría de los jóvenes que, aunque esto no vaya a solucionar todos sus problemas, al menos podrán ir a trabajar con más comodidad.

Puede interesarte