Por Alejandro Basulto
28 junio, 2019

Con no más de 12 años, estos chiquillos tienen harto que enseñarle a muchos adultos.

La solidaridad tiene rostro de niño, dicen. Si quienes desde siempre la practican, compartiendo su colación y sus juguetes, son los niños. Libres todavía de un pensamiento egoísta y apático, tienden a pensar más en el otro que muchos adultos. Por ello, no sorprende cuando un hermano chico quiere acompañar a sus padres o hermanos mayores a realizar una obra social, debido a que para ellos, la solidaridad es algo que ya es parte de su estilo de vida.

Pixabay

Pero estos pequeños mexicanos de no más de 12 años, se pasaron. Debido a que estaban los cuatro comiendo de lo más felices en una pizzería de Actizingo, en Puebla, cuando vieron a un niño con un suéter negro que se les acercó a venderles unos dulces.

Ellos que ya estaban satisfechos de tanto comer y que no tenían mucho dinero más para gastar, decidieron en vez invitar a este chiquillo para que comiera con ellos un pedazo de pizza.

Bienestar Comunitario Acatzingo Puebla 911

Sin conocerlo y con solo la ternura y la solidaridad por delante, invitaron al pequeño a unírseles en su comida. Lo que no solo habla de un acto caritativo, sino que más precisamente, de una profunda empatía. Debido a que ver a un niño de su edad, en una situación tan desfavorecida, trabajando y por lo tanto siendo vulnerado de sus derechos como infante, de seguro eso hizo efecto en su corazón y les motivó a realizar tan ejemplar obra en su favor.

Facebook
Facebook
Facebook

Este suceso fue publicado en la fan page de Facebook, «Bienestar Comunitario Acatzingo Puebla 911«, llenándose los niños de elogios. Porque claro, su acción es totalmente admirable, y ojalá también, que sea replicable.

Puede interesarte