Por Constanza Suárez
5 noviembre, 2018

Gritó ¡Terminus! y dejó a todos los pasajeros en la calle. Llevó solo a Francoise en su silla de ruedas y a su hermano.

A pesar de que en nuestras cabezas está muy claro que algunas personas necesitan ayuda especial o ciertos privilegios en la vida diaria, no todos creen que sea necesario aplicarlo. Y es lamentable. Sobran las personas que se rehúsan a dar su asiento en el autobús a un abuelito o a una embarazada. Y así cientos de historias de esa índole, pero cuando se trata de alguien con capacidades físicas diferentes, el hecho roza en la maldad, por decir lo menos.

Francois Le Berre, padece de esclerosis múltiple, enfermedad en la que el sistema inmunológico degrada la cubierta protectora de los nervios, causando parálisis de las extremidades inferiores.

Hace unos días, esperaba el autobús en Porte de Clichy, en París, Francia, pacientemente como acostumbra. Al llegar el vehículo a la parada, se acercó a la rampa de acceso para subir, pero los demás pasajeros que querían abordar el bus no se movieron para dejarle espacio, dejándolo varado afuera en la calle. Francois sólo se rió.

Twitter/Accessible POUR TOUS

Quizás los pasajeros pensaron que no pasaría nada, que su acto egoísta no sería detectado y que todo seguiría como siempre. Pero se equivocaron, porque no contaban con que el conductor del autobús tendría un gran corazón.  

El hombre a cargo del bus gritó ¡Terminus, todos bajan del autobús!, instruyendo a todos que bajaran y así permitir que Francois y su hermano subieran. Luego de que estuviera instalado sobre el bus, el conductor no dejó que nadie más abordara y se fue con solo dos pasajeros.

Evening Standard

El conductor le dijo a Francoise: “Tú y tu ayudante, pueden seguir, y los demás, ¡pueden esperar al siguiente!”. Luego agregó que “todo el mundo podría necesitar una silla de ruedas algún día”, contó en conversaciones con el periódico Huffington Post de Francia.

Nunca se habían visto antes, ni una historia cercana lo hizo actuar así, simplemente quería mostrar un poco de “cortesía”

Un grupo llamado Accessible Pour Tous, que significa Accesibilidad para todos, compartió la conmovedora historia en Twitter. Tras viralizarse rápidamente, la compañía de autobuses de París solicitó detalles para poder transmitir los buenos deseos del grupo al conductor.

Puede interesarte