Por Elvira Vergara
2 junio, 2020

Sin un dólar para tomar el autobús e ir a la biblioteca de su ciudad, Mathew Flores se contentaba con leer “correo basura”: publicidad, folletos o cualquier papel que dejaran en el buzón. Un día, el cartero se dio cuenta de su problema y actuó.

Mathew Flores, en ese entonces de 12 años de edad, era un verdadero fanático de la lectura, pero cuando se caso se hizo viral (2015) tenía un problema. Porque no podía comprar libros o un pasaje de autobús a la biblioteca, había estado leyendo los anuncios del correo.

Sólo “correo basura”, como se le suele decir. Ese gran fajo de folletos, propaganda y anuncios que, en la mayoría de los hogares, va directo a la basura. 

KSL

Por esa fecha, el cartero, Ron Lynch, lo vio leyendo la publicidad e intrigado le preguntó que por qué se encontraba leyendo esto; el niño le contestó que no tenía libros en su casa y que tampoco tenía dinero para tomarse un autobús e ir a la biblioteca de su ciudad en Salt Lake City, EE. UU..

enhanced-7912-1438130918-1
KSL

Es así cómo Lynch se conmovió y decidió preguntar en su Facebook si alguien tenía libros para regalarle a Mathew.

Ron Lynch

“Amigos de Facebook … Este es Mateo Flores. Hoy día, mientras entregaba el correo en su complejo de apartamentos, lo vi leyendo anuncios de publicidad y entonces él me preguntó si yo tenía alguno extra que pudiera leer. Me dijo que desearía tener libros para leer. Le dije que en la biblioteca encontraría muchos, pero me dijo que no tenía coche, ni podía pagarse el autobús. Entonces… ¡Hagamos algo para que este pequeño pueda acceder a libros viejos! Ayudémoslo. A mí me dieron bastantes cuando era pequeño, ahora es tiempo de ayudar a alguien más. Por favor, ¡comparte esto y ayuda!”

El cartero pensó que con su anuncio obtendría unos 50 o 60 libros, pero la verdad es que este se hizo viral, y hasta la fecha Mathew ha recibido más de 350 libros. Gente de todo el mundo se unió a esta campaña, llegándole Mathew libros de Reino Unido, Australia e incluso India.

enhanced-22292-1438128201-1
KSL

Mathew dijo que no ve la hora de compartir los libros con otros niños, y se ha comprometido a leer hasta el último.

130937
KSL

Aquí un video del conmovedor caso, que se hizo conocido no solo en su país, sino que en varias partes del mundo. 

Hoy, Matthew debe estar cerca de los 17 años. Esperemos que haya disfrutado de todos los libros que recibió, y que sea un niño que además sepa de solidaridad. Por lo que le tocó vivir, sabemos que es un agradecido, tal como expresó a los medios locales: 

“Me siento asombrado y honrado por lo que ha ocurrido (…) “Son ustedes, quienes se preocuparon por hacer algo por mí, los héroes reales de esta historia. Dios los bendiga, y ¡muchas gracias a todos!”.

KSL

Un caso que llega al corazón.

Puede interesarte