Por Valentina Miranda
20 junio, 2022

“Era mi segundo matrimonio y el de mi esposo también, entonces ya teníamos una casa hecha, todo listo. Pensamos: en lugar de pedir regalos, ¿por qué no hacer donaciones a quienes realmente lo necesitan?”, dijo Lídia Marins a Metrópoles. Gracias a los aportes, recaudaron 464 dólares para una fundación.

Los regalos son una muestra de afecto y cariño que la gente le hace a sus seres queridos, ya sea como una sorpresa o en una ocasión especial. Algo que se acostumbra mucho en los cumpleaños, graduaciones y bodas, aunque no todos están interesados en recibir algo material a cambio.

Lídia Marins es una empresaria independiente de 46 años que celebró su matrimonio con el cocinero Luciano Paulino en Belo Horizonte, Minas Gerais (Brasil) rodeada de las personas más queridas y haciéndoles una petición muy especial. La recién casada no quiso recibir ningún regalo aquel día, y optó por convertir el momento en una oportunidad para ayudar a los pacientes con cáncer, solicitando donaciones a sus invitados.

Instagram: fundacaosara

La ayuda fue destinada a la Fundación Sara, la cual le brinda asistencia a las familias que luchan contra el cáncer en el estado brasileño desde hace 23 años. Cada invitado donó la cantidad que pudo ofrecer, sin pedir un monto mínimo porque la inciativa era ayudar con el corazón.

“Era mi segundo matrimonio y el de mi esposo también, entonces ya teníamos una casa hecha, todo listo. Pensamos: en lugar de pedir regalos, ¿por qué no hacer donaciones a quienes realmente lo necesitan?”, contó Lídia a Metrópoles.

Instagram: fundacaosara

La mujer ha visto de cerca cómo es luchar contra la enfermedad. Perdió a su madre y a una amiga luego de haber sido diagnosticadas, por lo que se ha comprometido desde hace un tiempo a ayudar a quienes lo necesitan.

Gracias a su iniciativa y la colaboración de todos los invitados, lograron recaudar 2.390 reales (464 dólares) en una caja que decía “Donar es el mejor regalo”.

Instagram: fundacaosara

“No queríamos estipular un valor para que cada uno donara lo que pudiera”, comentó al medio. Con ayudas como esta, la Fundación Sara podrá brindarle apoyo nutricional, psicológico y pedagógico a los niños y adolescentes que luchan contra el cáncer, incluyendo asesoría legal si lo necesitan. La institución se mostró muy agradecida por el gesto en redes sociales.

“¡Una hermosa actitud que nos calienta el corazón! Nuestro agradecimiento a los novios por su actitud, y a todos los invitados por su aporte. ¡Que el nuevo camino de la pareja sea de muchas bendiciones!”, dijo la fundación en Instagram.

Un ejemplo admirable.

Puede interesarte