Por Camilo Morales
8 octubre, 2021

Elisabete y Wellington cumplían 26 años de casados y decidieron renovar sus votos de una manera solidaria. Con la ayuda de Anjos da Esperança, fundación que ambos crearon, le pudieron dar una alegría a los niños necesitados de su ciudad.

Cuando las parejas cumplen cierta cantidad de años de matrimonio suelen celebrarlo de distintas formas, entre ellas se encuentra la renovación de votos. En estas instancias se organizan fiestas y eventos para que los novios puedan festejar en conjunto con su familia y sus amigos más cercanos. 

Y eso también trae consigo ciertas características que se asemejan a las bodas, como los regalos. Pero una pareja de Brasil, compuesta por Elisabete y Wellington, quisieron hacer de esta celebración algo distinto y con sentido comunitario.

Instagram @anjosdaesperanca2017

Según información de So Noticia Boa, la pareja de novios que cumplía 26 años de casados le pidieron a sus invitados que en vez de regalos trajeran juguetes para que ellos pudieran donar a los niños más necesitados de su ciudad, Vitória de Santo Antão, en Pernambuco, Brasil.

De esta forma, lo que era una fiesta para celebrar el amor de Elisabete y Wellington se transformó también en un evento solidario para entregarles una sonrisa a aquellos niños que puedan estar pasando por un mal momento, sobre todo en tiempos de pandemia por el COVID-19.

Instagram @anjosdaesperanca2017

Pensamos que sería mucho mas asequible para los invitados comprar algo que agradaría a los niños que nunca han tenido juguetes en la casa (…) Nos dimos cuenta de que la solicitud fue bien aceptada por todos“, explicó la novia.

Pero esto no es nuevo para ninguno de los dos, ya que ambos fundaron una organización sin fines de lucro llamada Anjos da Esperança, la cual está a cargo de distintas iniciativas sociales desde el año 2017.

Instagram @anjosdaesperanca2017

Esta fundación tiene un perfil de Instagram en donde hacen avisos y difunden las actividades que organizan. De hecho, gracias a la base de seguidores que tienen y a los invitados de su fiesta lograron juntar 600 juguetes que irán directamente a las habitaciones de cada niño de Vitória de Santo Antão.

Puede interesarte