Por Luis Lizama
15 octubre, 2020

Sus padres llamaron rápidamente al 911. El policía Hoguet escuchó la llamada y llegó antes que la ambulancia: Actuó con determinación y auxilió al menor de 4 meses.

La asfixia en los menores de un año resulta más común de lo que podrías imaginar. Se produce generalmente por la imposibilidad de respirar a causa de alimento, un juguete u otro objeto atorado en la garganta (o en las vías respiratorias). Está catalogada como una emergencia médica, ya que puede acabar en tragedia. Así pudo ocurrir en este caso.

El bebé de 4 meses estaba asfixiándose con un objeto y sus padres llamaron rápidamente a emergencias. Para su fortuna, un oficial de policía escuchó el llamado y acudió velozmente, llegando antes que la ambulancia. Actuó con determinación y pudo salvar al pequeño, quien le agradeció con una enorme sonrisa. Pudo ser extremadamente peligroso, pero todo terminó en un susto. 

Caseyville Police Department

Cuando un menor se atraganta, el pánico se apodera de todos, nublando nuestra cabeza y cediendo al temor. Debemos actuar con calma y determinación, sin desesperarse por muy difícil que suene.

En caso de ser grave, inmediatamente se debe llamar a emergencias.

Y así ocurrió con los padres de este menor, oriundos de Illinois (Estados Unidos), que sintieron aquella angustia y decidieron llamar al 911.

Mientras esperaban, el oficial Travis Hoguet escuchó la llamada y no lo dudó: Partió raudo a prestar apoyo. Es profesional del Departamento de Policía de Caseyville y conoce muy bien este tipo de casos.

Apenas llegó, se puso manos a la obra y pudo desalojar el objeto que molestaba al pequeño. Salvó su vida.

Caseyville Police Department

Comenzó a respirar y con ello volvió el alma al cuerpo de los padres. Estaban desesperados.

A través de la red social Facebook, el departamento de policía dio a conocer el caso y se ganó miles de aplausos por su noble acción

Imagen referencial – Pixabay

Es importante conocer e identificar el ahogamiento, sobre todo en menores que no pueden comunicarse. 

Debemos ser precavidos, no siempre habrá una mano amiga como la del oficial Hoguet.

Puede interesarte