Por Luis Aranguren
15 octubre, 2019

Miles de puestos quedan vacíos todas las noches, el lugar perfecto para que quienes no tengan techo puedan sentir el calor de un hogar.

Alrededor del mundo miles de personas se unen para realizar cosas buenas para los más necesitados, sin necesidad de tener una ganancia monetaria y con la sola intención de ayudar. En Australia ocurre lo mismo, pues gracias a una ONG los sin techos tienen un lugar caliente para dormir.

A diario miles de personas duermen en las calles, expuestos al clima y a múltiples enfermedades aún cuando existen lugares que podrían cuidarlos mientras duermen.

Facebook / BedDown

Por suerte, alguien se dedicó a buscar una solución a estos problemas e inteligentemente la encontraron. En las grandes ciudades existen muchos estacionamientos que están llenos durante el día, pero de noche no y son espacios que claramente pueden ser aprovechados.

Facebook / BedDown

La idea vino de Norm McGillivray, una persona cuyo padre vivió en la calle tras perder su negocio a causa de una enfermedad que le dejó paralizado.

Facebook / BedDown

Él se propuso que nadie más estaría en esa situación y busca siempre la manera de ayudar a solventar todos esos problemas. La verdad que no necesitó mucha planeación, solo le dio vida a lugares que durante la noche no son utilizados.

Es así junto con la ONG con la que trabaja inició el proyecto BedDown, que permite usar espacios públicos techados para acomodar a personas en situación de calle.

Facebook / BedDown

Saben que no le darán un hogar pero esperan que puedan tener una noche más tranquila y a gusto, dignifican su sueño para que tengan un mejor comienzo al despertar. Durante la noche le proporcionan una ducha, la cena con bebida y sábanas tibias lo que mejora al despertar cuando las devuelven y los vuelven a alimentar antes de irse.

Facebook / BedDown

Según 7News de Australia el programa ha sido magnífico, ellos estiman que hay 8 mil personas en situación de calle y 200 mil plazas de estacionamiento vacías. Más de 5 veces la cantidad necesarias para dar techo a todos los que los necesiten.

“La medida de una plaza de parking suele ser de cinco metros de largo por tres metros de ancho, por lo que en cada una pueden caber hasta tres camas. Estos parkings suelen estar bien ubicados, por lo que son accesibles para las personas que necesitan un sitio donde dormir”.

-Norm McGillivray

Facebook / BedDown

Esta ONG se ha tomado en serio el ayudar a estas personas y espera que cada vez más empresas colaboren con espacios o insumos para quienes más los necesitan y de seguro les agradecerán.

Puede interesarte