Por Camilo Morales
13 octubre, 2021

Cuando el caos se apoderó del aeropuerto de Kabul y la gente intentó escapar del país, Samir Naseri pensó que sería la última vez que vería a su hija Sajía. Ahora la joven volverá a ver a su madre y a sus 6 hermanos.

Cuando los talibanes tomaron el control de Kabul, la capital de Afganistán, miles de personas se agolparon hasta el aeropuerto para salir del país. Eso provocó escenas caóticas en las que podía verse gente entregándole sus bebés a soldados británicos y norteamericanos, y también aviones de carga repleta de personas. 

En medio de esa confusión hubo gente que perdió de vista a sus familiares y que abandonaron el país sin ellos.

ABC

Uno de los casos más simbólicos fue el de una bebé que fue tomada por un militar británico y la pasó a través de un alambre de púas. Hace unos días se supo que la pequeña vive junto a sus padres en Arizona, Estados Unidos, lugar en donde se reencontraron como familia.

Eso le ocurrió a muchos padres esa tarde en Afganistán, como por ejemplo a Samir Naseri, quien perdió a su hija en medio de una avalancha humana en el aeropuerto de Kabul y pensó que nunca más la volvería a ver en su vida, según informó el medio español, ABC.

ABC

Sin embargo, lo que se convirtió en una pesadilla para este padre tuvo un final feliz. Gracias a la ayuda de la ministra de Defensa de España, Margarita Robles, y la Embajada de España, ubicada en Pakistán, pudo volver a reencontrarse con su hija tras 3 meses separados.

La joven, llamada Sajía, abandonó Afganistán por vía terrestre hasta Pakistán y luego tomó un vuelo junto a 80 colaboradores afganos, el cual aterrizó en Madrid, lugar donde se encontraba Samir esperándola.

ABC

Las cámaras de los distintos medios españoles registraron el momento en que padre e hija protagonizaron el reencuentro, el cual sellaron en un cálido abrazo. “Lloro de felicidad. Mis lágrimas son de felicidad”, dijo Samir.

Luego de este viaje, la joven podrá reencontrarse con su madre y sus 6 hermanos, quienes también la esperaban en España. “Ver el encuentro del padre con la hija llorando ambos ha sido muy muy emotivo“, cerró Margarita Robles, ministra de Defensa.

Puede interesarte