Por Valentina Miranda
2 diciembre, 2021

“Jax es consciente de que es solo una fantasía y que mamá y papá compran los regalos”, dijo Florence Taylor a The Mirror. Ella cría a su hijo con el método de Montessori para que sea independiente, y siguiendo esa línea optó por contarle la verdad sobre esta fiesta.

Está claro que los padres deciden cómo educar a sus hijos, y en los tiempos actuales las personas cada vez creen menos en viejas fantasías, leyendas y otras creencias. Es por eso que algunos prefieren enseñarle directamente a sus hijos que ciertos personajes no existen, en vez de hacerles creer lo contrario por mucho tiempo.

Sin embargo son solo posturas y formas de criar a los niños, ya que si se hace lo opuesto está bien por igual, lo que importa es quererlos y darles lo mejor. En West Sussex (Inglaterra), Florence Taylor, madre de Jax, le confesó a su pequeño de tres años que Santa Claus no existe y que es ella junto a su padre quienes le dan los regalos.

Una decisión que puede abrir un debate, pero de todas formas no les destruye la “magia” de la Navidad porque la celebran juntos con sus clásicas tradiciones.

Florence Taylor

“Haremos comida para los renos, recibiremos algunos regalos de Santa, dejaremos leche para él, etc. Pero Jax es consciente de que es solo una fantasía y que mamá y papá compran los regalos”, detalló Florence a The Mirror.

La madre de Jax aseguró que uno de los motivos por el que consideró esto una buena idea, es porque los niños muy pequeños no pueden diferenciar la realidad de la fantasía. “Lo que esto significa es que si les dices que Santa es real, es tan real para ellos como una hormiga en el pavimento. Creen de todo corazón que es verdad porque lo han escuchado de su persona de confianza (padres)”, explicó al mismo medio.

Y es que ella junto a su esposo, aplican el método de crianza Montessori para cuidar de Jax. Esto quiere decir que le enseñan a ser independiente para respetar su autonomía.

Florence Taylor

Es decir, que aprende a hacer cosas de “adultos”. Florence detalló que desde los dos años de edad, Jax sirve tazas de té, lava ropa y hasta cocina con poca guía. Aunque lo ayudan para usar la tetera y otras tareas de mayor riesgo, pero son muchas las que puede hacer solo.

“Como es la temporada de resfriados y gripe, verá a los niños con la nariz mocosa y limpiándose la cara con la manga, o siendo limpiados a la fuerza por un adulto. Mientras que Jax irá a buscar un pañuelo de papel y se limpiará la nariz sin ninguna intervención mía”, contó Florence a The Mirror.

Florence Taylor

En cuanto a Santa Claus, el niño respeta las creencias de los demás y no les dice que no existe. “Si un niño le pregunta directamente si cree que Santa es real, probablemente diría que no, y no veo ningún problema con eso”, dijo Florence al mismo sitio.

Aunque no crean en Santa Claus, todas las personas son bienvenidas para celebrar la Navidad.

Puede interesarte