Por Diego Aspillaga
5 febrero, 2020

El lujoso y céntrico Palazzo Migliori es ahora un lugar para que los más pobres puedan descansar. La iniciativa fue aplaudida por miles de personas que recuerdan que «la verdadera Iglesia es de y para los desposeídos».

El Palazzo Migliori es una magnífica construcción muy codiciada. 

Ubicada a pocos metros de la Plaza de San Pedro, en El Vaticano, esta centenaria construcción alojó a una importante familia que después donó el edifico a una orden de religiosas que lo utilizaron por 70 años como centro de operaciones.

Comunidad de Sant’Egidio de Madrid

Los turistas que visitan la histórica ciudad-estado ubicada en el centro de la bella Roma pagan mucho dinero por quedarse cerca de este edificio. El lugar están tan bien ubicado y conservado que muchos inversionistas pagarían millones por transformarlo en un hotel de lujo.

Pero nada de esto le importó al papa Francisco, quien decidió que el histórico lugar sirviera como un recordatorio de que la Iglesia Católica es de las personas más desposeídas, y que ellos siempre estarían primero.

Antoine Mekary

Es por esto que Jorge Bergoglio insistió que el lugar fuera utilizado de una forma que provocara orgullo a Jesús y a todos sus seguidores: el lugar es ahora un hogar para personas pobres o en situaciones de calle.

«La belleza cura», dijo Francisco cuando inauguró el edificio en ese momento.

Claudio Lavanga

«Este lugar se siente más como en casa. Tengo mi propia cama, habitación y baño», dijo Mario Brezza, de 53 años, a NBC News.

«Es muy diferente de los dormitorios que he probado hasta ahora, donde a veces te sientes como un animal en un establo lleno de gente», agregó el hombre que está entre las 50 personas sin hogar que ahora duermen en las 16 habitaciones del palacio. Los voluntarios también les proporcionan comidas calientes.

Entre ellos se encuentra Sharon Christner, de 23 años, que viajó desde Pensilvania como parte de un proyecto de investigación sobre la falta de vivienda y cuestiones sociales. «Incluso si quisieran usarlo para caridad, mucha gente hubiera alquilado este lugar, ganar mucho dinero y dárselo a los pobres», dijo Christner.

Claudio Lavanga

«Pero lo especial de este lugar es que no se trata de maximizar los signos de dólar, sino de ofrecer a las personas un lugar realmente hermoso para estar, con la idea de que la belleza cura», dijo.

Al respecto, Carlo Santoro, miembro de la Comunidad Sant’Egidio, una asociación a cargo de muchos proyectos de caridad vinculados al Vaticano, incluido el Palacio Migliori, dijo que el lugar es una «verdadera paradoja. Es un hermoso palacio al lado de la Plaza de San Pedro y la Basílica, y sin embargo es el hogar de aquellos que hasta hace poco no tenía una casa para ir».

Comunidad de Sant’Egidio de Madrid

La iniciativa del Santo Padre fue aplaudida por los católicos de todo el mundo, los que recordaron que Jesús siempre puso a los más desposeídos primero y que los lujos no significaban nada para él si no eran usados para ayudar al prójimo.

 

 

Puede interesarte