Por Alejandro Basulto
7 febrero, 2020

Reaccionó a su voz, y entendió que era la persona que la acompañó junto a su mamá durante todos esos días que estuvo en el vientre.

Ser papá debe ser uno de los momentos más felices para muchos hombres. Es el día en que uno conoce la vida que ayudó a crear. Su legado y el fruto de su más sincero amor. En esa persona, pequeña y tierna, no solo están sus genes y su sangre, sino que también un cariño que siempre estuvo guardado y que esperó que apareciera ella para entregárselo.

@antonella.vilela

Y ese amor hacia los hijos, se ve también durante el embarazo. Debido a que hay padres, que le hablan al vientre esperando que su hijo les oiga y se familiarice con su voz. También hay otros que les cantan o simplemente les ponen música a sus hijos, porque aquello estimularía sus cerebros y les haría bien tanto en el corto como mediano y largo plazo.

@antonella.vilela

Siendo Flávio Dantas, un papá de estos últimos. De los que amó a su hija desde que estaba en el vientre de su madre. Que siempre quiso estar ahí en todas. Le habló, le acompañó… Fue un padre dedicado desde antes que ella naciera. Lo que claramente, tuvo su recompensa. Porque al parecer, su bebé, supo reconocer a la persona que le dio todo su cariño durante el tiempo en que ella estuvo en el vientre.

@antonella.vilela

“No puedo explicar la sensación que sentí en ese momento (…) Todos los días hablaba con mi hija en el vientre de su madre, ¡siempre le decía que la amaba, que papá estaba allí y que iba a ser el mejor padre del mundo! Cuando nació, ¿cómo me pagó? Con la sonrisa más dulce jamás (…) ¡Un amor que no cabe dentro de un cofre! (…) Dios me dio mi mayor razón para levantar la cabeza, dejar la tristeza y buscar darte el mundo” 

– escribió su Flávio en el Instagram que hizo para su hija.

@antonella.vilela

Todo los días y el cariño que le dedicó a su pequeña Antonella tuvo una bella respuesta. Ella nació y apenas escuchó la voz de su padre, el mismo sonido que la acompañaba cuando estaba en la barriga de su madre, no pudo evitar sonreír. Por fin veía a su padre, su más fiel y querido compañero.

@antonella.vilela

Un día que él jamás olvidará.

 

Puede interesarte